9 de cada 10 asesinos de periodistas escapan de la justicia y viven en impunidad

Por Redacción / Sin Embargo/julio 31, 2017 7:55 pm Bombas incrustadas en automóviles y ejecuciones a media calle son los terribles desenlaces que enfrentan los periodistas en el mundo.

Pavel Sharemet y Javier Valdez Cárdenas no se conocieron, pero los dos tenían cosas en común. Ambos trabajaron al servicio de las víctimas, de los que no tenían voz. Los dos hallaron la muerte. Sus casos comparten impunidad.

Ciudad de México, 31 de julio (SinEmbargo).- Más de 10 mil kilómetros separan a México de Ucrania y, sin embargo, en sus corazones comparten episodios con el mismo calibre de impunidad. Pavel Sharemet, y Javier Valdez Cárdenas, periodistas al servicio de las víctimas de grupos criminales y políticos corruptos, murieron por realizar su trabajo.

Sheremet salió de su apartamento en Kiev, Ucrania, el 20 de julio de 2016 y encontró a la muerte en su propio auto. Sus asesinos le colocaron una bomba; casi un año después, en México, Valdez fue puesto de rodillas y ejecutado en una calle de Culiacán. En ambos casos no hay procesados. En ambos casos persiste la impunidad.

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) se encargó de cortar las distancias entre ambos casos. Sus representantes viajaron en julio a la capital ucraniana y presentaron el informe “Justicia negada: Ucrania aparece vacía en la investigación del asesinato de Pavel Sheremet”, y un mes antes publicaron “No hay excusa: México debe romper el ciclo de la impunidad en los asesinatos de periodistas”, a propósito de Valdez y los otros trabajadores de los medios de comunicación que murieron en el país gobernado por Enrique Peña Nieto en 2017.

“En reuniones con delegaciones del CPJ, el Presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguraron que sus países estaban preparados para abordar la impunidad. Ayúdenos a mantener estos líderes en sus compromisos preguntando a #WhoKilledSheremet y exigiendo que México priorice la impunidad en los crímenes contra periodistas”, escribió el CPJ en un comunicado.

De acuerdo a datos de la ONG, nueve de cada diez asesinos de periodistas en el mundo, escapan a la justicia y viven en la impunidad.

En la madrugada de hoy, 31 de julio, Luciano Rivera, quien trabajaba como reportero para la empresa Canal Local CNR, recibió un disparo en la cabeza en las inmediaciones del bar “La Antigua”, ubicado en el bulevar Benito Juárez en el Centro de Rosarito, en Baja California, así lo confirmó la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) de dicha localidad al diario Zeta.

Rivera se convierte en el noveno periodista asesinado este 2017. Precisamente hoy que se conmemoran dos años del asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa en la Ciudad de México.

En lo que va del 2017, Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach, Maximino Rodríguez, Filiberto Álvarez, Javier Valdez, Jonathan Rodríguez y Salvador Adame, todos trabajadores de los medios e comunicación, todos periodistas en México, fueron privados de la vida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*