Ada Colau: “Barcelona no se parará”

La alcaldesa de Barcelona pide “responsabilidad” a los siete partidos de la oposición para que la ciudad no se bloquee

CLARA BLANCHAR/El País/Barcelona 13 NOV 2017 – 06:37. “Podéis estar seguros de que Barcelona no se parará”. Así de contundente ha sido este lunes la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el primer día laborable tras conocerse el resultado de la consulta entre las bases de su partido, que han decidido romper el pacto en el gobierno municipal con el PSC por su apoyo a la aplicación del artículo 155. Colau respondía con estas palabras a la inquietud mostrada el impacto que el cambio en el gobierno, y la debilidad en la que queda, puede tener sobre Barcelona.

SOBRE EL GOBIERNO CATALÁN CESADO: “ESTAR EN CÁRCEL NO LES CONVIERTE EN INTOCABLES”
La alcaldesa de Barcelona ha insistido este lunes, como dijo el sábado durante un acto de Catalunya en comú, en la necesidad de que el gobierno catalán cesado dé explicaciones sobre su actuación al declarar la independencia de forma unilateral. “El hecho de que estén en la cárcel no les convierte en intocables. Es muy fuerte que el gobierno nos lleve a una situación tan límite, diciendo que habría reconocimiento internacional, que la DUI no tendría impacto económico… y que no haya reconocimiento, haya impacto económico… todo sin aprobar decretos ni nada y sin que a día de hoy tengamos explicaciones”. Colau, que recibió duras críticas por sus palabras,  ha señalado sus muestras de solidaridad con los encarcelados, ha recordado que les ha reconocido como gobierno legítimo y que en el Ayuntamiento cuelga una pancarta pidiendo su libertad: “Pero esto no les blinda”, ha dicho. “Han tomado decisiones muy bestias, incluso que no todos querían tomar”, ha añadido y ha asegurado que el presidente cesado Carles Puigdemont quería convocar elecciones. “No estaríamos donde estamos”, ha remachado.
“No he parado de reunirme con actores del tejido social y económico. Juzguemos por los hechos, con el pacto del PSC tampoco teníamos mayoría en el ayuntamiento y todo lo que hemos hecho lo hemos hecho gracias al diálogo, que se nos juzgue por los hechos”, ha reclamado la alcaldesa durante una entrevista en RAC1. Sobre las consecuencias que la crisis política pueda tener para eventos como el Mobile World Congress o la candidatura de la ciudad para albergar la Agencia Europea del Medicamento, Colau ha sido también muy contundente: “Barcelona da una gran seguridad ante el bloqueo institucional, lo que más afecta a estos proyectos son las imágenes de las cargas policiales, la DUI… que pidan explicaciones a sus responsables. Barcelona es la única vía para garantizar estabilidad, lo otro es lo que le pone las sombras”.

En clave interna, Colau ha vuelto a colocar la expresión “geometría variable” en el vocabulario del Ayuntamiento. Esto es, para el año y medio que queda de mandato, tendrá que recurrir a pactos con varias de las siete fuerzas que ahora tendrá como oposición para sacar adelante sus proyectos. Como hizo durante el primer año de mandato, antes de pactar con el socialista Jaume Collboni y sumar cuatro concejales a sus 11. En este sentido, la alcaldesa ha defendido el Ayuntamiento de Barcelona como la “última gran institución activa” y ha apelado a “la responsabilidad de los grupos” para lo que queda de mandato.

Además, la alcaldesa ha asegurado que, pese a la rotura, contará con el PSC: “Lo primero que hice al conocer el resultado de la consulta fue llamar a Collboni, nos veremos esta mañana y quiero seguir trabajando con él, pero estar en un gobierno es un nivel de compromiso que va más allá de los acuerdos de ciudad y esto es lo que ha decidido la consulta. Ojalá el PSC hubiera hecho una consulta sobre el apoyo de su militancia al 155. No estaríamos aquí”, ha dicho y ha recordado que otros cuadros de los socialistas catalanes han expresado su desacuerdo. Es el caso de la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon, que dimitió de la ejecutiva del PSOE.

“Todo el mundo sabe que no soy independentista”
En vistas a las elecciones autonómicas previstas para el 21-D, Colau ha negado que el divorcio con el PSC en el Ayuntamiento la coloque en el bando independentista. “No, es una evidencia. Todo el mundo sabe que no soy independentista y que he sido muy crítica con la DUI, esto tiene que ver con la democracia”, apelando a sus bases. Por la misma razón, ha negado que los votos de Catalunya en comú puedan contarse en diciembre en el bando secesionista: “No claramente. Sobre todo nos proponemos para acabar con la política de bloques que solo ha llevado desgracias a Cataluña. La vía unilateral nos ha hecho daño y el 155 ha sido catastrófico”. Insiste en que su espacio es plural y hay independentistas y gente que no.

Colau ha remachado, de nuevo, sus críticas a los socialistas catalanes y el “viraje del PSC a la derecha”. “Iceta nos deja perplejos, se alinea con el apoyo de Sánchez a Rajoy y se hace selfies con Albiol; entiende la centralidad como sumar a Unió, que está en contra del matrimonio homosexual… Todo esto es legítimo, pero a quienes hemos visto al PSC como aliado para las políticas catalanistas de izquierdas estamos perplejos”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*