Ayuntamiento de Puebla inspeccionará a empresas contaminantes

En los próximos días se llevarán a cabo los operativos para ver cuál son las empresas que tienen permisos para hacer sus descargas de residuos tratados previamente y que cuenten con plantas para hacer ese proceso.

MIGUEL HERNÁNDEZ/El Economista/ABR 30, 2017 | 17:19. Puebla, Pue. Debido a que hay empresas que realizan descargas residuales ilegalmente hacía el río Atoyac, lo han convertido en el tercero más contaminado del país, sin importar que abastece a la única presa de Puebla, por lo cual el ayuntamiento de esta ciudad iniciará un programa de inspección para detectar, sancionar o clausurar a las que incurren en esa situación.

El secretario de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad municipal, Gabriel Navarro Guerrero, comentó que en los próximos días se llevarán a cabo los operativos para ver cuál son las empresas que tienen permisos para hacer sus descargas de residuos tratados previamente y que cuenten con plantas para hacer ese proceso.

Mencionó que tienen un padrón de 2,000 empresas de todo tipo, como son industrias de textil y químicos, talleres mecánicos y lavanderías, las cuales deben tener permisos ambientales.

El funcionario comentó que las acciones también irán encaminadas en buscar a las empresas que operan clandestinamente y arrojan sus desechos al Atoyac, sobre todo en juntas auxiliares del municipio.

A la par, dijo, se trabaja en un plan estratégico asesorado por la Agencia de Cooperación Alemana para buscar el saneamiento de este afluente que llevaría 15 años, mismo tiempo que llevó a las autoridades de ese país en el caso del río Rin, que en su momento se consideró el más contaminado de Europa.

A más tardar en junio se tendrá listo para ser presentado al alcalde Luis Banck Serrato y, con ello definir los plazos para recuperar ese afluente, que se busca en su momento tenerlo como un atractivo turístico para recorridos en lancha.

Bono verde

Respecto al bono verde que el gobierno estatal emitirá en la Bolsa Mexicana de Valores, con el respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo para usarlo en resolver la contaminación del Atoyac que cruza por 22 municipios de la entidad, Navarro Guerrero puntualizó que ayudará en generar inversiones para tener redes eficientes de plantas de tratamiento.

Lo anterior, aseveró, debe ir complementado con el programa agresivo de revisión y vigilancia respecto a las empresas que usan el agua, pero que tienen la obligación de tratarlas.

Previamente, el gobernador Antonio Gali Fayad dio a conocer que se requiere entre 6,000 y 8,000 millones de pesos para sanear el río Atoyac, pero que sólo con un bono vede es como se puede hacer su rescate.

La administración estatal tiene identificadas alrededor de 8,000 industrias que carecen de plantas de tratamiento de aguas residuales.

Navarro Guerrero subrayó que corresponde a los tres órdenes de gobierno, hacer inspecciones a las empresas tanto en la angelópolis como en los municipios vecinos.

miguel.hernandez@eleconomista.mx

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*