Cientificos mexicanos revolucionan la industria del plástico con cascara de fruta

26 DE ENERO DE 2018/Gustavo Pineda/News Cultura Colectiva. Los doctores Hugo Mújica y Aurora Valdez, del Tecnológico de Monterrey, desarrollaron un sistema para obtener películas biodegradables a base de cáscaras de frutas cítricas

Investigadores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Monterrey, desarrollaron un sistema que permite obtener películas biodegradables a partir de las cáscaras de frutas como naranja, toronja, plátano, tuna y mango, que podrán sustituir el uso de los plásticos en el medio ambiental.

Los doctores Hugo Mújica y Aurora Valdez, miembros del Sistema Nacional de Investigación (SIN) en los niveles I y II respectivamente, presentaron durante el 48º Congreso de Investigación y Desarrollo del Tecnológico de Monterrey, en la capital de Nuevo León, este sustituto en los empaques a base de polímeros sintéticos que se utilizan en la industria para envolver ciertos productos y que generan enormes cantidades de basura.

En entrevista para CC News, el Dr. Hugo Mújica detalló que llevan 15 años desarrollando esta idea para generar productos que pudieran dejar un menor impacto en la naturaleza, debido a que los actuales polímeros sintéticos tardan hasta 500 años en degradarse en los mares, tierras y ríos.

Este biopolímero se puede degradar en máximo unos 3 meses por acción del calor, radiaciones UV y lluvia de manera rápida.

El Dr. Mújica aprovechó los desechos de la industria de los jugos y frutas en el norte del país, debido a que estas empresas tiran toneladas de cáscaras de cítricos para aprovechar este componente y crear una solución ante el enorme problema de los plásticos no biodegradables en el mundo.

Viendo lo que hacen en la industria procesadora de frutas para extraer juego, queda un subproducto que son las cáscaras donde podemos encontrar el biopolímero de la pectina con el objetivo de reducir el impacto de las películas sintéticas.

Al reutilizar las cáscaras frescas que tiran las plantas procesadoras, los investigadores proceden a extraer el biopolímero donde con una tonelada de cáscara, por ejemplo de naranja, se pueden crear 9 mil 200 metros cuadrados de película biodegradable.

En término sencillo, una película biodegradable es una lámina orgánica donde se pueden fabricar miles de materiales de empaques como bolsas o productos farmacéuticos de baja humedad amigables con el planeta.

El proyecto tiene un proceso patentado bastante barato, donde han intervenido estudiantes de licenciatura de carreras como ingeniería en alimentos, biotecnología, ingeniería mecánica, físicos, mecánicos, entre otras, quienes en conjunto lograron acelerar los procesos de la investigación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*