Con un amparo, Odebrecht se adelanta a fallo de SFP

Alonso Urrutia/La Jornada|  miércoles, 18 oct 2017  16:05.  Ciudad de México. En vísperas de que la Secretaría de la Función Pública (SFP) emitiera una resolución sobre los tres primeros procedimientos administrativos contra algunas de las 21 filiales de la empresa brasileña Odebrecht, la constructora interpuso un amparo ante el juzgado sexto de distrito en materia administrativa, que concedió la suspensión definitiva el pasado lunes. La inminente inhabilitación precipitó la estrategia legal concretada en un juzgado cuyo titular se encontraba de “licencia médica”, lo que detuvo las posibles sanciones.

Como parte de los ocho procedimientos administrativos que la SFP lleva a cabo, los primeros tres que se iniciaron para indagar presuntos pagos en exceso a la empresa por Petroleos Mexicanos relacionados con contratos asociados a las refinerías Tula 1, Tula 2 y Salamanca, se encontraban ya en la fase definitiva, tras haberse cumplido las etapas de audiencia y el desahogo de las pruebas y después de que se desecharon dos incidentes contra el procedimiento por haber sido presentados de forma extemporánea.

Sin embargo, la filial de Odebrecht interpuso un juicio de amparo -1333/2017- por el desechamiento de dichos incidentes, que fueron presentados dos días después del plazo legal.

La empresa obtuvo en primera instancia la suspensión provisional y en días pasados la suspensión definitiva, en un recurso en el que Odebrecht argumentó que la resolución en las condiciones en las que se encontraba el procedimiento podría causarle perjuicio.

La SFP prepara ya un recurso de apelación, toda vez que dichas resoluciones fueron aprobadas en ausencia del titular del juzgado, quien aún tiene licencia médica. Quien concedió la suspensión fue el secretario encargado del despacho, Horacio Escobedo.

A lo largo del procedimiento y al amparo de la Ley Federal Anticorrupción en materia de contrataciones públicas, ya abrogada, la filial de Odebrecht intentó ampararse a los beneficios de confesar su responsabilidad, lo que hubiera supuesto reducir hasta en 70 por ciento las sanciones, procedimiento que no fue aprobado por la SFP pues ya estaba en marcha el procedimiento administrativo.

Aunque en los próximos días la SFP interpondrá un recurso de apelación, se estima que este proceso retrasaría entre cuatro meses y dos años, la posible imposición de sanciones a la empresa por recibir pagos en exceso. Por ahora, se mantiene vigentes los otros 5 procedimientos administrartivos contra filiales de Odebrecht.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*