Creyentes juntan 100 mil firmas a Putin para prohibir a ‘Matilda’

Activistas ortodoxos piden prohibir la proyección de la película que trata sobre la relación prematrimonial entre el último zar, Nicolás II, y una famosa bailarina

12/10/2017 07:38 EFE/MOSCÚ. Activistas ortodoxos entregaron hoy 100 mil firmas de creyentes en la oficina de la presidencia rusa con la petición de prohibir la proyección de la película Matilda, que trata sobre la relación prematrimonial entre el último zar y una famosa bailarina.

“La solicitud incluye cien mil firmas de creyentes que se sienten insultados por las injurias contra los santos”, dijo un portavoz de la organización Cruz Zarista, autora de la iniciativa, a medios locales.

El activista ortodoxo espera que el presidente ruso, Vladímir Putin, “se involucre e influya en la decisión sobre la retirada de la licencia de proyección de la cinta”.

Llaman al jefe del Kremlin a defender sus derechos constitucionales y a garantizar la inviolabilidad de los santos ortodoxos.

El mismo número de firmas fue entregado a los representantes del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, quien ha criticado a los autores de Matilda por confundir la libertad creativa con las mentiras sobre figuras históricas.

Tanto la Iglesia Ortodoxa Rusa como la Casa Imperial rusa consideran una “blasfemia” hablar con tanta ligereza sobre ciertos aspectos de la vida del último zar, Nicolás II, santificado en el año 2000.

La polémica en torno a la película se tornó violenta en las últimas semanas, cuando activistas ultraortodoxos de la organización Estado Cristiano amenazaron al director, Alexéi Uchítel, y a los dueños de los cines para que no exhibieran Matilda.

El líder de dicha organización ha sido detenido, pero Uchítel reconoció ayer a la prensa que el actor alemán que interpreta a Nicolás II tiene miedo a venir a Rusia al estreno, previsto para el 23 de octubre en el teatro Mariínski de San Petersburgo.

Matilda toma el título de la bailarina Matilda Kshesínskaya, de origen polaco, estrella del teatro Mariínski de San Petersburgo a finales del siglo XIX, quien mantuvo una corta pero apasionada relación con el zar entre 1892 y 1894.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*