El ‘Conejo’ Pérez anota de último minuto frente a Cruz Azul

El veterano guardameta de Pachuca marca al minuto 93 y empata el juego frente al equipo dirigido por el español Paco Jémez

DIEGO MANCERA/El País/México 29 ABR 2017 – 22:43. Óscar Pérez (Ciudad de México, 1973) es el meta titular del Pachuca con 44 años. Es mayor que su propio entrenador, el uruguayo Diego Alonso de 42. En la cancha bien podría ser el padre de la mayoría de sus compañeros del club. Pero la edad poco le afecta. Ahora en un duelo de la liga mexicana frente al Cruz Azul de Paco Jémez anotó en la última jugada al rematar con la cabeza para empatar el juego 2-2.

El caso de Pérez se asemeja al de Benjamin Button. Cada año que suma le refuerza los amortiguadores que tiene en las rodillas capaces de suspenderlo en los aires por segundos, incluso tiene una capacidad para saltar y pegarle al larguero con uno de sus pies. Esa elasticidad le sirvió para rematar como si fuera el holandés Ruud van Nistelrooy, aunque este guardameta mexicano mide un metro con 72 centímetros. La habilidad para dar saltos le concedió el apodo del Conejo.

Cuando el Conejo Pérez debutó en la primera división presumía un fleco relamido hacia atrás. Su club de origen es el Cruz Azul, a ese al que recién le anotó y el que carga consigo una mala racha -calificada con la palabra cruzazulear- al no ganar la liga desde hace 19 años, además de no conservar sus triunfos en los minutos finales. Ese último campeonato local de los cementeros fue en 1997 y Pérez era su portero estrella. Desde que se fue las glorias han escaseado.

“Todo lo raro nos va a pasar a nosotros. La probabilidad de que un portero te meta gol es una en un millón, y nos tiene que pasar a nosotros. Esto es Cruz Azul”, comentó Jémez al término del partido que estaba a punto de ganar.

De acuerdo con Ricardo Salazar, periodista de Televisa, Óscar Pérez es el guardameta más longevo en anotar en el campeonato de liga. Pérez ya había hecho un gol en el campeonato mexicano. Fue en el torneo Apertura 2006. Su Cruz Azul perdía 1-0, última jugada y Pérez emergió del centro para marcar frente al extinto Tecos. El portero al que le marcó fue Jesús Corona, el mismo al que 11 años después vencería.

El mexicano ha jugado en dos Copas del Mundo, 2002 y 2010. Fue en el Mundial de Sudáfrica cuando con 37 años le ganó el puesto a Guillermo Ochoa y recibió un espaldarazo del entrenador Javier Aguirre. Desde 2008 la prensa de México ya aguardaba el anuncio de su retiro, pero ese aún no ha llegado.

El Conejo y el Pachuca se coronaron campeones de la Liga de Campeones de la Concacaf hace unos días. Ese trofeo les acredita para jugar el Mundial de Clubes en diciembre próximo. Para esas fechas, Pérez ya tenía pensado retirarse; sin embargo, tras alzar el título no negó su deseo por prolongar su carrera otros seis meses. “(Estoy) feliz por lo que me ha estado pasando y estoy viviendo en la recta final de mi carrera”, dijo uno de los futbolistas más carismáticos de México y también añejos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*