Escorts, el nuevo blanco de las organizaciones criminales

Autoridades policiacas no saben cómo resolver la ola de violencia contra sexoservidoras que se ha desencadenado en la Ciudad de México y algunas zonas del Estado de México, ya que hasta el momento estas agresiones han cobrado un saldo mortal de cinco mujeres

Erick Miranda/Reporte Indigo/Mar 30, 2018. En los últimos 12 meses, estos asesinatos -que aún se encuentran sin resolver, pero en supuesta investigación- han sido cometidos con mayor frecuencia y en condiciones más violentas, pasando de los golpes a las heridas con arma blanca o de fuego, y hasta llegar a diversos actos de tortura.

Las víctimas, cuatro de origen extranjero y una nacional, compartían la aspiración de llegar a ser modelos; no obstante, ese sueño compartido se desvaneció al momento de publicitarse como damas de compañía en el portal ZonaDivas.com, sitio al que integrantes de grupos delictivos recurren para contratar servicios sexuales.

El último caso registrado fue el de la joven venezolana Kenny Mireya Finol, quien fue hallada muerta el pasado 25 de febrero en un andador de la colonia Jardines de Santa Clara, en el municipio mexiquense de Ecatepec. Sólo dos días antes, las amigas de Kenny dejaron de tener comunicación con ella, luego de que asistiera a un festival de música electrónica en el Estado de México. Su cuerpo fue encontrado con múltiples golpes, el rostro desfigurado debido a quemaduras con acido y la cabeza embolsada con cinta adherente.

De acuerdo con grabaciones realizadas hace cuatro meses, mismas que fueron difundidas hace poco más de una semana, la joven de 26 años de edad mantuvo una relación sentimental con un sicario identificado como Brayan Mauricio González, alias “El Pozole”, quien está vinculado con la organización criminal del “La Unión Tepito” y que es el principal sospechoso de su asesinato.

En los videos, Kenny relata que fue víctima de varias agresiones, las cuales se agravaron luego de cortar relación con el presunto criminal y de que ella se negara a dejar su trabajo de dama de compañía. Posteriormente, “El Pozole” mandó vigilarla con ayuda de la escort argentina Karen Ailen Grodziñiski, quien -según testimonios de la venezolana-, también fue ultimada por este sujeto y sólo un par de meses antes de también ella fuera asesinada.

Con dos disparos en la cabeza, el cuerpo sin vida de Karen Ailen fue abandonado el pasado 27 de diciembre en el hotel Pasadena de la Ciudad de México. Testimonios e investigaciones parciales señalaron al actor Axel Arenas como el presunto homicida; sin embargo, un mes después los hechos fueron esclarecidos y este último quedó en libertad ya que cuando ocurrió el homicidio él se encontraba en Colombia.

La argentina de 24 años también formaba parte de la plantilla de sexoservidoras del portal ZonaDivas.com, y, tras la revelación de los testimonios en video de su compañera, el caso salió nuevamente a la luz y apuntando a la posibilidad de un mismo agresor.

Génesis Uliannys Gibson, escort venezolana de 24 años, apareció muerta en el Hotel Platino el pasado 17 noviembre, luego de que supuestamente contara a sus amigas que se vería con un hombre en un hotel en Puebla. Su cadáver fue hallado amordazado, maniatado y completamente desnudo, además de presentar un surco en el cuello provocado por un arma blanca. Génesis era amiga de Karen, y aunque tenían meses sin verse, compartían el hecho de trabajar para el mismo portal de citas.

A través de mensajes de WhatsApp se confirmó su amistad, ya que en la pasada temporada decembrina, Karen alcanzó a expresarle a su madrastra que tenía miedo de vivir en la misma ciudad en la que dicha amiga había sido brutalmente asesinada.

Con un corte de tijeras de jardinería en la garganta, la mexicana Katya “N” de 26 años fue localizada muerta durante el pasado 13 de abril en el Hotel Estadio de la CDMX. El cuerpo fue descubierto con las manos atadas atrás de la espalda, de la cintura para arriba encobijado, así como distintos signos de violencia física y sexual. Ella, al igual que el resto de asesinadas, también prestaba servicios de acompañamiento.

El pasado 4 de febrero de 2017, el cuerpo sin vida de una joven venezolana, identificada como Mónika Valenka, fue descubierto en una habitación del Hotel Príncipe. Según la necropsia de ley, la mujer murió estrangulada, aunque su cuerpo presentaba una herida por arma blanca en la parte del tórax.

De acuerdo con las investigaciones, la escort de aproximadamente 33 años, había acudido en busca de un hombre que se había alojado en el sitio; sin embargo, el sujeto que había alquilado el cuarto salió instantes después de que elle entrara.

La PGJ capitalina informó durante el pasado 27 de marzo que, derivado de un cruce de información, se logró la detención de un presunto responsable, identificado como Daniel “N” de 22 años, quien podría estar relacionado con al menos dos homicidios: el de Génesis Gibson y el de Mónika Valenka.

Pese a todo, y en los cinco casos, las autoridades capitalinas y mexiquenses continúan con las indagatorias correspondientes, así como de sus cruces y relaciones, ya que, aunque los modus operandi de estos homicidios han sido distintos, los asesinatos comparten patrones que podrían dirigir al o los posibles agresores.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*