EU admite revisar TLC sin cancelarlo

La posición se acerca a la contrapropuesta mexicana de únicamente revisar quinquenalmente, mas no terminar, el acuerdo; gobierno de Trump detalló propuestas ante la presión demócrata.

Roberto Morales/El Economista/20 de noviembre de 2017, 12:53. La Representación Comercial de Estados Unidos actualizó este viernes el resumen de sus objetivos de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sin establecer específicamente la cláusula sunset con una muerte súbita.

“Proporcionar un mecanismo para garantizar que las Partes evalúen los beneficios del Acuerdo de forma periódica”, se agregó al texto original, como parte de las provisiones generales.

La redacción es más laxa que la propuesta estadounidense original llamada cláusula sunset (vigencia limitada), la cual consiste en que el TLCAN se terminaría automáticamente cada quinquenio, a menos que los tres países acordaran antes renovarlo.

A la vez, el sentido del nuevo párrafo incluido es más parecido a la contrapropuesta hecha por México de que se evalúe la continuidad del TLCAN cada cinco años, sin que esto implique una muerte súbita.

Según el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, su planteamiento es que se revise cada quinquenio al TLCAN, “y eso no quiere decir que te vayas a salir; sólo es un ejercicio de análisis que ahora se hace más formal”.

La actualización de los objetivos de negociación se envió al Congreso de Estados Unidos, luego de que la semana antepasada Ron Wyden, miembro de Comité de Finanzas del Senado, culpó a la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR) de que el resumen inicial de julio no abarcaba todos los temas que se llevan a cabo en la renegociación del TLCAN.

“El pueblo estadounidense no debería tener que depender de filtraciones anónimas a los medios para saber qué es los que el gobierno supuestamente busca en su nombre”, dijo Wyden el viernes.

Ésta fue la primera ocasión que la Representación Comercial actualiza los objetivos para una renegociación comercial y ocurrió después de que legisladores demócratas presionaron a la Casa Blanca de que, si no lo hacía así, no aprobarían la nominación de subsecretarios para carteras vacantes en el Departamento de Comercio y la propia USTR. Una potencial revisión mayor de un tratado de libre comercio de Estados Unidos no tiene precedentes desde que este país concluyó el primero de ese tipo de acuerdos con Israel a fines de la década de 1980.

En vigor desde 1994, el TLCAN fijó compromisos de liberalización comercial que, en su momento, establecieron nuevas reglas y disciplinas para futuros tratados de libre comercio sobre temas importantes para Estados Unidos, México y Canadá, incluida la protección de los derechos de propiedad intelectual, el comercio de servicios, los procedimientos de solución de controversias, la inversión, el trabajo y el medio ambiente.

Sin embargo, hasta ahora ningún TLC del mundo establece una cláusula sunset con muerte súbita. En el TLCAN vigente, el artículo 2205 del mismo ofrece la posibilidad de que una parte contratante deje de serlo con una notificación con seis meses de anticipación.

México hará oficialmente la contrapropuesta sobre la cláusula sunset  sin muerte súbita este lunes o martes.

AFIRMAN FUENTES QUINTA RONDA, EN RIESGO DE PUNTO MUERTO
Las conversaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte parecían en peligro de caer en un punto muerto en medio de quejas de inflexibilidad por parte de los negociadores de Estados Unidos, dijeron el domingo personas familiarizadas con el proceso.

Estados Unidos, Canadá y México están realizando la quinta ronda de al menos siete planeadas para modernizar el TLCAN, al cual el presidente Donald Trump atribuye la pérdida de empleos y grandes déficits comerciales de su país.

El tiempo se está agotando para llegar a un acuerdo antes del inicio de las elecciones presidenciales de México en marzo del 2018, y la falta de progreso en la ronda actual podría poner en riesgo el cronograma.

“Las conversaciones realmente no van a ninguna parte”, dijo el jefe del sindicato canadiense del sector privado Jerry Dias, después de una reunión el domingo con el principal negociador de Canadá. Lo que pesa en las negociaciones es que Trump cumpla su amenaza de salir del TLCAN.

“Nuestro punto de vista interno a partir de esta mañana es que si se quiere hacer algún progreso, Estados Unidos necesita mostrar cierta flexibilidad y disposición para llegar a un acuerdo”, dijo una fuente canadiense con conocimiento de las conversaciones.

“No vemos signos de flexibilidad ahora”, agregó la fuente, que pidió el anonimato dada la sensibilidad de la situación. (Reuters)

rmorales@eleconomista.com.mx

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*