Exige familia no reevictimizar a Sol y Grace

A un mes del crimen de madre e hija pertenecientes a la UNAM, familiares y compañeros piden justicia a las autoridades

Icela Lagunas/Reporte Indigo/Abr 12, 2018. A casi un mes del asesinato de Sol y Graciela Cifuentes sus deudos exigen que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Procuraduría de Justicia capitalina no las reevictimicen; la primera, por negar a la fotógrafa como maestra y la segunda, por ventilar avances de la investigación.

De manera simultánea, la comunidad universitaria llevará a cabo un homenaje para Sol y Graciela el próximo lunes 16 de abril, frente al espejo de agua que se localiza junto a la Rectoría

La convocatoria de los estudiantes pide a los asistentes acudir de blanco y llevar una flor blanca para recordar a ambas víctimas y exigir justicia a las autoridades de la PGJDF.

El próximo lunes que se cumple un mes del crimen de madre e hija cometido en el fraccionamiento privado de Santa Rosa Xochiac, en Álvaro Obregón, amigos y familiares exigirán a las autoridades universitarias que no se deslinde de Graciela Cifuentes ya que existen pruebas que demuestran que ella era maestra de la Máxima Casa de Estudios y que impartió diplomados con opción a titulación en el año 2017.

“La UNAM al deslindarse de la maestra Grace la está revictimizando”, explicó una familiar, quienes han pedido se resguarde su identidad porque no se ha detenido al responsable del doble crimen.

Los familiares sostuvieron una reunión privada con José Ramón Amieva, encargado de despacho de la Jefatura de Gobierno, a quienes expresaron sus temores respecto a que se filtren las dolorosas fotografías de la muerte de ambas mujeres.

Los deudos le solicitaron al funcionario evitar que el feminicidio de Sol y Graciela Cifuentes tenga la misma suerte que el multicrimen de la colonia Narvarte, en el que los familiares se enteraban de los avances de la investigación por las publicaciones de los medios y no de manera directa del Ministerio Público.

LOS RESPONSABLES LIBRES
La familia de Sol y Graciela temen por su seguridad ya que el homicida probablemente los conoce. De ahí que las autoridades se comprometieran a reforzar la vigilancia en las inmediaciones de sus domicilios.

A tres días de que se cumpla un mes de los hechos, la Procuraduría General de Justicia investiga el paradero de dos hombres clave vinculados con Sol, la estudiante de arquitectura: su ex novio, Alan Rodríguez y un admirador que habría contacto a la joven a través de las redes sociales con el pretexto de adoptar un perro al que le buscaba hogar.

A la familia le resulta extraño que Alan, el novio, no haya acudido a su sepelio por lo que se ubicó como uno de los principales sospechosos, sumado a que no han podido localizarlo y no dan información de su paradero.

Hace una semana, la Policía de Investigación localizó el vehículo propiedad de las víctimas que fue robado el día del crimen.

En esta unidad habría escapado el homicida y de acuerdo con las pesquisas se logró obtener una huella digital que no corresponde a Sol ni Graciela.

Uno de los empleados de vigilancia del fraccionamiento de Santa Rosa Xochiac está bajo vigilancia debido a las contradicciones en las que ha incurrido ante el Ministerio Público.

Este vigilante habría dicho primero que quien se llevó el vehículo fue Benjamin, el ex esposo de la fotógrafa Graciela, posteriormente refirió que observó que un joven de pelo chino fue quien salió conduciendo el vehículo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*