Grupo secuestra textilera con 350 empleados en Puebla

Por Redacción / Sin Embargo/junio 19, 2017 5:01 pm Los hechos comenzaron después que la empresa despidiera al trabajador Delfino Tenorio Arriola. La Coordinadora Nacional de Artesanos y Comerciantes Zepaniah Titlatozke acudió a las instalaciones de la empresa ubicada en el Parque Industrial la Ciénega.

Por Magarely Hernández/Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo/Periódico Central).- La Coordinadora Nacional de Artesanos y Comerciantes Zepaniah Titlatozke de la ciudad de Puebla tiene tomadas las instalaciones de la textilera Carpe S.A. de C.V. y amenazan con incendiar la zona si no se hace un pago de 3 millones de pesos.

Los hechos comenzaron la mañana de este lunes, debido a que la empresa despidió al trabajador Delfino Tenorio Arriola, quien se desempeñaba como obrero montacarguista, por lo que José Antonio Hernández, líder de la coordinadora, acudió a las instalaciones de la empresa ubicada en la Diagonal Defensores de la República, en el Parque Industrial la Ciénega.

De acuerdo a lo narrado a Página Negrapor Emiliano Fuentes Madrid, apoderado de la textilera, los inconformes acudieron cuando 200 trabajadores se encontraban dentro de la empresa y 150 afuera por el cambio de turno.

Sin embargo, comenzaron a agredir las instalaciones con palos y bombas molotov y, además, rociaron gasolina en la zona, amenzando con prender fuego sino se entrega el dinero que solicitan.

Emiliano Fuentes mencionó que la calle se mantiene cerrada y en el lugar ya se encuentra personal de la Policía Estatal y Municipal para entablar diálogo y rescatar a los trabajadores pues en la zona se encuentra material peligroso.

Los integrantes de la Coordinadora Nacional de Artesanos y Comerciantes Zepaniah Titlatozke son originarios de diversos municipios del país y no es la primera vez que se ven involucrados en este tipo de situaciones.

El pasado 9 de junio, llegaron a Ciudad Mendoza, Veracruz, para exigir una liquidación justa a un trabajador de la empresa Ferrosur que fue despedido. Los inconformes exigían los derechos del trabajador despedido y una liquidación satisfactoria.

A finales de 2016 hicieron lo mismo en una sucursal de Banco Azteca en Tehuacán.

Los trabajadores temen por su vida y no han podido salir de la textilera.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*