La policía detenía y ‘Los Zetas’ desaparecían a las personas en Coahuila

“No están haciendo nada para cambiar crímenes de esta magnitud”: Michael W. Chamberlin.

Redacción ANJulio 5, 2017 11:51 am La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y varias organizaciones mexicanas publicaron este miércoles un informe, dirigido al Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), en el que solicitan que se abra un examen preliminar sobre los graves crímenes cometidos en el estado de Coahuila, de 2009 a 2016.

Dicho informe detalla cómo en ese periodo se cometieron en la entidad crímenes de lesa humanidad como la privación grave de la libertad física, tortura y desapariciones forzadas, en un ataque sistemático contra la población civil.

“La falta de investigación en México y la naturaleza de los delitos registrados hacen ineluctable la apertura de una investigación por parte de la CPI, frente a la cual las autoridades mexicanas se han mostrado hasta ahora reticentes”, sostienen.

La comunicación presentada a la CPI se basa en 500 casos de detención arbitraria, tortura y desaparición forzada, y en particular de los expedientes de 73 víctimas.

Se incluyen también dos episodios particularmente violentos: la matanza por parte de los Zetas (organización mexicana de narcotráfico y terrorismo) de entre 60 y 300 aldeanos en Allende, en marzo de 2011. Y la gestión de la prisión de Piedras Negras, el CERESO, la cual bajo la responsabilidad del Gobierno del estado de Coahuila se convirtió en un centro de operaciones de los Zetas de 2008 a 2012. Los prisioneros podían salir a su antojo, y traficar diversos elementos tales como transformar y maquillar vehículos, fabricar chalecos antibalas, entre otros.

El informe apunta que “la estrategia de Los Zetas, inspirada en su formación militar, estuvo también orientada a tomar el control de las instituciones, entre otros, cooptando a los municipios y a sus policías”.

El informe incluye imágenes como esta, de un “tanque improvisado, utilizado para combustionar restos humanos bañados en diésel. Los orificios permiten la entrada de aire para una mejor combustión”:

En entrevista para Aristegui en vivo, Michael W. Chamberlin, subdirector del Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, detalló que “estos crímenes son ataques sistemáticos en contra de la población civil”.

Apuntó que en la entidad hubo casos en los que la policía detenía a las personas y Los Zetas las desaparecían.

Señaló que incluso el “gobierno facilitó vehículos oficiales para cometer crímenes”.

“Esperamos que cambie la actitud del gobierno frente a este tipo de crímenes… son cuatro años de control de Los Zetas y la autoridad no puede decir que no sabía, se cometieron crímenes sistemáticamente”, sostuvo.

Actualmente, “no están haciendo nada para cambiar crímenes de esta magnitud”.

“Esto tiene que parar en algún momento”, confió.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*