La reconstrucción total de inmuebles por el S–19 tardará hasta 2 años más

12/01/2018 04:00/ Publicado por Martín Hernández Alcántara/La Jornada de Oriente.  El subsecretario federal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Juan Carlos Lastiri Quirós, reconoció que la recuperación total de los estragos causados por el sismo del pasado 19 de septiembre en Puebla se consumaría hasta el año entrante y entre otros retrasos admitió que no se ha entregado 6 por ciento de las tarjetas que deben recibir los 28 mil damnificados del movimiento telúrico en Puebla.

De esta forma, el funcionario de la Secretaría de Desarrollo Agrario Urbano y Territorial (Sedatu) extendió el plazo de rehabilitación de todos los inmuebles afectados por el temblor y, particularmente, señaló que los edificios que tardarán hasta dos años en ser restaurados son los templos –487 en total– y en algunos casos, como el ex convento de Huaquechula, el lapso de reparación se extendería hasta cuatro años.

“El tiempo que dure la rehabilitación de un edificio histórico dependerá obviamente del grado de afectación, disponibilidad presupuestal y del proceso de reconstrucción, pero este proceso está debidamente coordinado y va avanzando”, aseguró, precisando que en estos casos la compostura de los templos estará bajo responsabilidad del INAH y la Arquidiócesis de Puebla.

Lastiri ofreció este jueves una rueda de medios en la capital poblana para dar a conocer los avances en la reconstrucción, acompañado por Manuel López Arroyo, representante en la entidad de la dependencia del gobierno de la República y de Eugenio Mora, quien es el representante para la recuperación designado por el gobernador, José Antonio Gali Fayad.

Explicaron que de las 28 mil 455 moradas que fueron registradas en el censo de daños, 5 mil 699 resultaron con pérdida total y el resto –22 mil 796– tuvieron daños parciales, pero que hasta el momento solo 42 casas han sido recuperadas por completo, aunque la reconstrucción y reparación apenas ha abarcado mil 41 hogares.

Al respecto, instituciones académicas han dado a conocer que los censos de las autoridades son parciales, pues en localidades siniestradas como Tochimilco, Tecuanipan y Alpanocan, 50 por ciento de las viviendas con daños quedaron fuera de los registros oficiales.

Sobre los mil 614 planteles escolares –de los cuales 77 tuvieron estragos mayores, 178 parciales y mil 359 menores–, solo hay rehabilitadas 350.

Aseguró que en el caso de los 14 hospitales y 82 centros de salud siniestrados, el avance en la recuperación es de 85 por ciento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*