La reforma energética no se puede echar para atrás: asesor económico de AMLO

Durante un evento organizado por la Ibero, Gerardo Esquivel expresó que lo que se hará es tener mayor seguridad energética y valorar costos y beneficios de reforma.

Redacción AN/abril 13, 2018 9:09 pm.  Gerardo Esquivel, asesor económico del candidato Andrés Manuel López Obrador, señaló que la reforma energética no se puede echar para atrás. Sin embargo, dijo que se tienen que valorar costos y beneficios de la misma, lo cual no implica terminar con la reforma.

Durante el panel ‘La economía del próximo sexenio’, organizado por la Universidad Iberoamericana, Esquivel expresó: “Lo que sí podemos hacer es cambiar la implementación que implica destinar recursos públicos a estos temas, pues creemos que es importante como país tener mayor seguridad energética que la que actualmente tenemos, pues nos volvimos un país deficitario en ese sentido, derivado de decisiones que han abandonado al sector”.

En ese sentido, añadió que la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ no está cerrada a la participación privada en el mercado energético. “Es claro que la participación privada en aguas profundas en donde se requiere cierta tecnología es indispensable. En la cuestión de las gasolinas, hemos hecho una política de desmantelamiento de las refinerías; lo que está pasando es que tenemos seis refinerías, de las cuales cuatro se han reconfigurado, pero estamos produciendo 48% de su capacidad porque Pemex decidió dejar de invertir en su mantenimiento y a cambio importamos gasolina, pero la idea es cambiar eso”.

De acuerdo con un comunicado de la Ibero, Esquivel comentó que están en favor de un tipo de impuesto a la gasolina. Pero la idea es invertir para que las refinerías trabajen a su máxima capacidad y puedan producir gasolina para no depender del exterior. Además de invertir en la construcción de una refinería de gran escala que pueda complementar el resto de producción de gasolina y, con eso, ser autosuficientes en esa dimensión, eventualmente. “Pero esto no implica echar atrás la reforma energética”, dijo.

Respecto a la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM), dijo, se trata de una negociación, pues lo que se busca es que de realizarse la obra sea de manera transparente y en beneficio de México.

En cuanto a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, expresó que deben continuar, pero consideran indeseable llegar a un acuerdo nuevo en un contexto en el que está a punto de darse una transición política en México. Descartó que la negociación se lleve a cabo antes de las elecciones.

“Reconocemos el trabajo del equipo técnico, hay demandas específicas de Estados Unidos que no se pueden ni deben aceptar, como su revisión cada cinco años y del contenido regional, eso no debería aceptarse”, añadió.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*