Más competitivas, las empresas con mujeres en cargos directivos

-Subsecretaria de Hacienda ve resistencia de firmas a incluirlas en consejos de administración. -Vanessa Rubio resalta que iniciativa de la dependencia busca concientizar a inversionistas sobre el valor sistémico de ellas en la economía y la familia. -México, con atraso de 80 años en equidad

Israel Rodríguez/Periódico La Jornada/Lunes 14 de agosto de 2017, p. 22 Las empresas con mujeres en altos cargos de dirección son más productivas y competitivas, afirmó Vanessa Rubio Márquez, subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, al resaltar que cuando ellas tienen acceso a servicios financieros, el ingreso económico familiar se destina primordialmente a salud, educación de los hijos y al mantenimiento del hogar.

En entrevista con La Jornada, refirió que de acuerdo con un cálculo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el producto interno bruto (PIB) mundial podría crecer 26 por ciento en 15 años si hay paridad laboral.

La primera mujer en ocupar una subsecretaría en Hacienda, dependencia con casi 200 años de funcionamiento, describió la iniciativa de equidad laboral presentada el miércoles pasado en un acto denominado Sector Financiero y Empoderamiento de las Mujeres, el mecanismo por medio del cual a partir de ahora las empresas públicas que cotizan en la Bolsa Mexicana y también la banca de desarrollo estarán obligadas a revelar cómo están constituidos sus consejos de administración en cuanto a la cantidad de hombres y mujeres.

Rubio Márquez explicó que adicionalmente todos los bancos de desarrollo deben tener ya un programa, al menos, dirigido especialmente a las necesidades de las mujeres, que puede ser des- de educación, capacitación, garantías, financiamientos o cofinanciamiento, pero que sea exclusivamente para incluirlas, porque ellas tienen un papel sistémico en la economía y la familia, y que al final ayuda a toda la sociedad.

Destacó que en la Secretaría de Hacienda hace seis años había 130 por ciento menos directoras adjuntas; en cuanto a las directoras generales hoy laboran 100 por ciento más y en titulares de unidades hay 70 por ciento extra. “Esto quiere decir que en un periodo corto de años, en toda la estructura de mandos de la Secretaría de Hacienda se ha incrementado significativamente la participación de la mujer.

Nos comprometimos a que en un año analizaremos las medidas que se anunciaron para verificar qué efectos tuvimos. Cómo decimos, todo lo que no se mide es mejorable y éste y otros temas los tenemos que estudiar correctamente.

Ahora, resaltó, nos pusimos la meta de transparentar y divulgar la información y corresponderá a las empresas y, sobre todo, a los inversionistas de esas empresas tomar decisiones de qué valor le pondrán a esa mayor participación de las mujeres en los consejos de administración.

Hoy por hoy las empresas que cotizan y esos inversionistas no sólo ven el retorno de su capital, también perciben que su actividad tiene un impacto positivo en el medio ambiente y ponen en marcha políticas de equidad, lo que representa un valor más cualitativo de sus inversiones.

Agregó que pretenden concientizar a la sociedad, a las empresas, pero también hacer de la información del público inversionistas un valor más para inyectar capital a un compañía.

Informes de la Organización de las Naciones Unidas señalan que países emergentes como México tienen un rezago de equidad laboral de 80 años con respecto al avance de las naciones nórdicas.

–¿Usted ha identificado en el sector privado resistencias para adoptar esta normatividad?

–Sí, tuvimos diálogo constante en los pasados tres meses, cuando planeamos esta iniciativa, y fue constructivo, pero creo que todavía necesitamos avanzar, sobre todo en materia de conciencia, y creo que esto ayudará a las propias empresas, a la sociedad y al público inversionista que también va a hacer una presión adicional para el cambio. Hemos tenido buen debate con las emisoras, los intermediarios y las autoridades de la Bolsa.

Señaló: Ese es un tema de conciencia de que somos una sociedad con 53 por ciento de mujeres, 47 de hombres y tenemos que ayudar a que ellas tengan mayor participación en la economía, porque donde el sector femenino participa mayoritariamente es en la informalidad; tenemos que una de cada cuatro familias tienen a una mujer como jefa .

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*