México, entre los menos pacíficos del continente americano

El costo de la violencia a nivel mundial en el 2016 fue de 14.3 billones de dólares en términos de paridad del poder adquisitivo. En México, el impacto económico representó 13.2% del PIB durante 2016.

RODRIGO RIQUELME/El Economista/JUL 13, 2017 | 11:35. México es el país menos pacífico de Centroamérica y el Caribe y se encuentra entre los menos pacíficos del continente americano, en donde sólo se ve superado por Venezuela y Colombia. El país ocupa el puesto 142 de 163 países evaluados en el Índice de Paz Global 2017 (IPG), en el que el uno es el mejor calificado y el 163, el peor.

Según el IPG, Islandia obtuvo por noveno año consecutivo el primer lugar como el país más pacífico del mundo, mientras que es el segundo año que Siria se coloca en el último puesto de la clasificación. Desde que inició la guerra civil en el país de Medio Oriente, en el 2013, éste se encuentra dentro de las cinco naciones menos pacíficas del mundo, algo que también le ocurre a Afganistán e Irak.

Ésta es la edición número 17 del Índice de Paz Global, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), el cual clasifica a 163 países y territorios independientes de acuerdo con su nivel de paz.

En sus resultados destaca que el nivel global de paz ha mejorado 0.28% desde el 2015, debido a que 93 países mejoraron su desempeño mientras que 64 mostraron deterioros. Esto no es algo que deba alegrarnos, ya que en los últimos 10 años el mundo ha visto una reducción de 2.14% en el nivel global de paz, lo que se explica con el hecho de que 52% de los países ha mostrado un desgaste en su nivel de paz, mientras que 48% ha visto mejoras. Seis de las nueve regiones evaluadas mostraron mejoras en su desempeño general.

Europa es la región más pacífica del planeta, ya que ocho de los 10 primeros puestos de la lista son países de este continente. Aunque no todo el continente goza de los mejores niveles de paz. Buena parte del sureste de Europa, en donde se encuentran naciones como Bosnia y Herzegovina y Croacia, ha experimentado un desgaste de las relaciones entre países vecinos, lo que empeoró la situación de la región en el 2016.

Turquía se lleva la peor calificación de la zona, al ocupar el puesto 146 del conteo, “ya que sus puntuaciones por número de muertes por conflicto interno, terror político y el impacto del terrorismo se deterioraron significativamente”, explica el reporte.

El norte de África, el África subsahariana y el Medio Oriente son las regiones menos pacíficas del planeta. “La participación de Arabia Saudita en el conflicto de Yemen, en particular, ha afectado sus relaciones con los países vecinos. En el África subsahariana, 24 de los 44 países se volvieron menos pacíficos, con los mayores deterioros ocurridos en Etiopía, Burundi, Malí y Lesotho”, refiere el IPG. Además, cinco de los 10 países menos pacíficos del mundo (Siria, Irak, Yemen, Libia y Sudán) se encuentran en estas regiones y sólo un país (Qatar) no entra en esta lista.

El reporte divide el continente americano en tres partes: Norteamérica, que abarca a Canadá y Estados Unidos; Centroamérica y el Caribe, en donde está incluido México, y Sudamérica, que considera a los países del hemisferio sur del continente. No obstante, si se considera a los 25 países americanos que el reporte comprende, Canadá ocupa la primera posición como el país más pacífico de América, mientras que Colombia es el país con el menor nivel de paz.

La región cuyo desempeño se vio más afectado fue Norteamérica, que incluye a Estados Unidos y Canadá. Este deterioro se debió principalmente a un aumento en la intensidad de los conflictos internos organizados y al nivel de criminalidad percibida por la sociedad en Estados Unidos, según el informe.

En el caso de América Central y el Caribe, Costa Rica se mantiene en el primer lugar del ranking regional, además de que es la 34 nación más pacífica del mundo. De acuerdo con el IPG, el mayor desgaste en el nivel de paz en esta zona lo han experimentado Trinidad y Tobago y México, que tiene una puntuación de 2.246 en el índice. En este último país, el deterioro de la paz se debe a un incremento del terror político como causa interna y a la cercanía con Estados Unidos y las políticas del presidente Donald Trump con respecto a los países vecinos como causa externa.

Otro de los indicadores que afectaron la calificación de México es el que hace referencia a las muertes derivadas de conflictos internos, que entre el 2007 y el 2015 mostraron incrementos de más de 100%, a tal grado que sólo Siria, Afganistán, Yemén e Irak mostraron aumentos similares en el número de muertes a causa de un conflicto interno.

El índice cubre a 99.7% de la población a nivel mundial y evalúa el nivel de paz en los países de acuerdo con 27 indicadores agrupados en tres dominios temáticos: seguridad social; conflictos internos e internacionales en curso y grado de militarización por país. Entre los indicadores tomados en cuenta por el IEP se encuentran el número y la duración de conflictos internos; el número de muertes causadas por un conflicto interno organizado; las relaciones con los países vecinos; el nivel de criminalidad percibido por la sociedad; el impacto del terrorismo; el número de homicidios por cada 100,000 habitantes y el gasto militar como proporción del Producto Interno Bruto de cada país.

ÍNDICE DE PAZ EN LOS PAÍSES DEL CONTINENTE AMERICANO
LUGAR REGIONAL PAÍS PUNTUACIÓN LUGAR A NIVEL MUNDIAL COSTO DE LA VIOLENCIA*
1 Canadá 1.371 8 2.50%
2 Chile 1.595 24 6.40%
3 Costa Rica 1.701 34 7.80%
4 Uruguay 1.709 35 5.70%
5 Panamá 1.835 49 10.20%
6 Argentina 1.88 55 6.40%
7 Ecuador 1.948 66 7.70%
8 Paraguay 1.961 68 8%
9 Perú 1.986 71 8.30%
10 Nicaragua 2.002 74 9.40%
11 Guyana 2.021 81 13%
12 Haití 2.026 83 9.50%
13 Bolivia 2.045 86 9.60%
14 Cuba 2.056 88 11.90%
15 Jamaica 2.072 92 18%
16 Trinidad y Tobago 2.095 97 14.90%
17 Republica Dominicana 2.114 99 9.90%
18 Honduras 2.185 106 33.40%
19 Brasil 2.199 108 12.60%
20 Estados Unidos 2.232 114 8.60%
21 El Salvador 2.239 115 29.60%
22 Guatemala 2.245 117 15.40%
23 México 2.646 142 13.20%
24 Venezuela 2.652 143 19.60%
25 Colombia 2.777 146 36.90%
*Como proporción del PIB nacional de cada país.

FUENTE: ÍNDICE GLOBAL DE PAZ 2017 DEL INSTITUTO PARA LA ECONOMÍA Y LA PAZ

¿Cuál es el costo de la violencia?

El costo de la violencia a nivel mundial en el 2016 fue de 14.3 billones de dólares en términos de paridad del poder adquisitivo, lo que equivale a 12.6% del Producto Interno Bruto mundial, o 1,953 dólares por persona. Estos datos indican que el impacto económico de la violencia disminuyó 3% a nivel mundial entre el 2015 y 2016.

Según el reporte del IEP, esta es la primera reducción del impacto económico de la violencia desde el 2011. El instituto advierte además que si la violencia en todo el mundo se redujera al menos 10%, esto supondría un ahorro similar a 10 veces la ayuda gubernamental al desarrollo social a nivel global en el 2016 o a tres veces el financiamiento destinado a combatir el cambio climático en este mismo año.

Los gastos militares se llevan la tajada más grande del pastel con respecto a los costos de la violencia referidos por el IEP. Casi 40% del costo de la violencia corresponde al gasto militar, que en el 2016, fue de 5.6 billones de dólares en todo el mundo. Tan sólo Estados Unidos desembolsó el año pasado 233,000 millones de dólares en asuntos relacionados con sus veteranos de guerra y con intereses sobre la deuda de la milicia en este país.

Si se considera el costo per cápita de la violencia, tenemos que cada ciudadano mexicano tendría que desembolsar 2,163 dólares (38,436 pesos al tipo de cambio de junio del 2017) para cubrir los costos ocasionados por la violencia sólo durante el año pasado.

Los crímenes violentos, como los homicidios y feminicidios, son el componente con el mayor impacto económico de la violencia en las regiones de Centroamérica y el Caribe, que incluye a México, y Sudamérica, con más de 50%; le siguen de lejos los conflictos armados internos o externos, con 21%; los gastos destinados a la seguridad interna y en último lugar se ubican los gastos militares.

Existen otros costos que están relacionados de forma indirecta con la violencia, como la erosión de las instituciones formales e informales de un país, explica el reporte del IEP. Los conflictos, las crisis de seguridad y un bajo desarrollo económico pueden hacer que los Estados y sus sociedades caigan en círculos viciosos de violencia de los que es muy difícil salir.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*