Nike revisará su relación publicitaria con Márquez

La multinacional deportiva se dice “conmocionada” por las “profundamente preocupantes” acusaciones

EL PAÍS/México 11 AGO 2017 – 21:03 Los patrocinadores empiezan a dar de lado al histórico capitán de la selección mexicana de fútbol y exjugador del FC Barcelona Rafael Márquez. La firma deportiva Nike ha confirmado este viernes que está revisando sus vínculos con el futbolista mexicano después de que Estados Unidos le sancionase por supuestos vínculos con las actividades del narcotraficante Raúl Flores. “Estamos conmocionados por estas acusaciones profundamente preocupantes y estamos revisando la situación para determinar los próximos pasos”, dijo a la agencia Efe un portavoz de la empresa estadounidense.

Algunos medios apuntan a la posibilidad de que Gillette también haya optado por poner en cuarentena sus contratos de patrocinio con Márquez. A este respecto, una portavoz de Procter and Gamble, el gigante multinacional propietario de Gillette, ha indicado que en este momento, el jugador “no es embajador de Gillette y sería inapropiado hacer un comentario sobre el tema”.

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros de EE UU (OFAC, por sus siglas en inglés) incluyó el miércoles a Márquez, junto al cantante Julión Álvarez y 20 personas más, en una lista de presuntos prestanombres de una red liderada por el narcotraficante Raúl Flores, que operaba en Jalisco y Ciudad de México, según los documentos publicados hoy por la Administración estadounidense.

La inclusión del futbolista mexicano con más títulos internacionales de la historia y del cantante de música norteña no tiene consecuencias penales, aunque puede derivar en ellas. De momento, implica la cancelación de su visa, el congelamiento de todas sus cuentas y propiedades en Estados Unidos, así como la prohibición para cualquier empresa estadounidense de hacer cualquier tipo de negocios o transacciones con ellos o con las compañías que fueron incluidas en la lista. En el caso de Márquez, que en la tarde del miércoles acudió de manera voluntaria a declarar ante la fiscalía, además de cuatro propiedades —dos en Jalisco, una en Guanajuato y otra en Ciudad de México— el Departamento del Tesoro apunta a nueve empresas, entre ellas una escuela de fútbol desde la que se habría lavado dinero del narcotráfico. Además, la OFAC señala a dos personas, Mauricio Heredia y Marco Antonio Fregoso, por actuar en nombre o por el futbolista.

El narcotraficante Raúl Flores tiene acusaciones por tráfico de drogas en Estados Unidos desde 2001. Ese año fue arrestado por posesión y tráfico de marihuana en California y sentenciado a 10 meses de prisión y pasó dos años en libertad condicional. Diez años después, en 2010, la Procuraduría General de la República (Fiscalía) añadió su nombre a una lista de narcotraficantes por los que pedía recompensas de hasta cinco millones de pesos (278.000 dólares).

Rafael Márquez, que actualmente juega en el Atlas mexicano, ha negado cualquier vínculo con el narcotráfico. “Diversos medios de comunicación señalaron que soy objeto de una investigación por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por supuestos hechos relacionados a un organización criminal”, ha asegurado el futbolista, al tiempo que refutaba “categóricamente cualquier tipo de relación con dicha organización y con los hechos referidos en las diversas notas periodísticas”. Las explicaciones no han sido suficientes para Nike: la multinacional deportiva ha dado el primer paso para retirarle su confianza.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*