Para edificio dañado, 200 mdp; salario de legisladores, al alza

El desolado salón de plenos del Senado de la República, ayer

Los senadores tendrán una percepción anual neta de 1 millón 973, 763 pesos (89,451 pesos más que en el 2017) y los diputados federales ganarán 1 millón 436,397 pesos (24,153 pesos adicionales).

Ana Langner/El Economista/12 de noviembre de 2017, 11:23. A un año del cierre de la presente administración y de cara a una política de austeridad en la distribución y el destino de los recursos públicos, el Congreso de la Unión no sufrió recortes.

Por el contrario, en San Lázaro el presupuesto aumentó 200,000 millones de pesos respecto del proyecto presentado en la Cámara Baja en septiembre, para reconstruir sus edificios dañados por el sismo, además los 628 legisladores de ambas cámaras se autorizaron un aumento en sueldos.

En los Anexos del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2018 se aprecia que la remuneración anual neta aprobada a cada uno de los 128 senadores para el año entrante será de 1 millón 973, 763 pesos, mientras que durante el 2017 el sueldo anual neto es de 1 millón 884,312 pesos. Ello implica un incremento de 89,451 pesos.

Además, los senadores contarán con 739,482 pesos en prestaciones y se les descontará de Impuesto Sobre la Renta 823,047 pesos (de su sueldo bruto anual).

Al desglosar las prestaciones que recibirán los legisladores de la Cámara Alta, se pormenoriza en el Anexo sobre “Remuneración total anual del puesto de elección senador de la República” que por aportaciones a seguridad social será el próximo año de 54,747 pesos.

Asimismo, de aguinaldo (de su sueldo base) recibirán 241,917 pesos. Es contemplado también un seguro de vida institucional con una erogación de 78,178 pesos de recursos públicos; seguro de gastos médicos mayores por 52,924 pesos y un seguro de separación individualizado por 311,716 pesos.

Para el 2017 el presupuesto asignado a la Cámara Alta fue de 4,441 millones 972,587 pesos, el siguiente año recibirá 4,905 millones 020,157 pesos.

A inicios del 2017, los coordinadores de las diversas bancadas partidistas de la Cámara Alta se pronunciaron por una política de austeridad ante el incremento de precios en la gasolina.

Este discurso se repitió luego de los sismos de septiembre que afectaron viviendas e inmuebles en al menos 10 entidades federativas.

En enero de este año, el senador ahora con licencia y entonces presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero, informó que la Mesa Directiva integrada por representantes del PRI, PAN, PRD, PVEM y PT, emitió un acuerdo de austeridad y disciplina presupuestaria para el ejercicio fiscal 2017, que contendría, al menos, 30 acciones para reducir el gasto senatorial.

En ese momento Escudero pormenorizó que se reduciría al menos en 10% el gasto del Senado respecto del ejercicio 2016 en viáticos y pasajes, materiales y suministros de oficina, servicios de alimentación y de telefonía, el consumo de combustibles, de asesorías, consultorías, estudios e investigaciones, así como los gastos de Comunicación Social, de impresión digital y de fotocopiado, entre otros rubros.

Ante las necesidades ciudadanas que implicaron los sismos del 7 y 19 de septiembre, “el gobierno federal debe comprometerse públicamente y sin dilación a favor de un plan de austeridad del gasto público, que corte de tajo los derroches y excesos administrativos en los que ha incurrido, para atender a las familias damnificadas por los recientes sismos y emprender la inmediata reconstrucción de las zonas afectadas”, dijo a inicios de este mes el coordinador del PAN en el Senado, Fernando Herrera.

LOS NÚMEROS DE SAN LÁZARO
En el Anexo de las Adecuaciones aprobadas en San Lázaro para el Presupuesto 2018, es reportado que los diputados aumentaron 200,000 millones de pesos lo contemplado en el Proyecto del PEF para la rehabilitación y reconstrucción de inmuebles afectados por el sismo.

Es así que el PEF 2018 tiene proyectados 8,439 millones 435,153 pesos, cuando la Cámara de Diputados había pedido en un principio 8,239 millones 435,153 pesos.

Es de mencionar que para el 2017, el gasto total aprobado para la Cámara de Diputados fue de 7,494 millones 288,080 pesos. Es decir, este órgano legislativo contará con 945 millones 147,073 pesos más en el 2018, que en el actual ejercicio, contando lo destinado para reparar el edificio H de este recinto.

La remuneración total anual neta para cada uno de los 500 diputados aprobada para el PEF 2018 es de 1 millón 436,397 pesos. De acuerdo con el presupuesto 2017, la gratificación para los legisladores de la Cámara Baja está siendo de 1 millón 460,550 pesos. Ello representa un incremento de 24,153 pesos.

En materia de prestaciones los legisladores de San Lázaro contarán con 653,584 pesos al año, de los cuales 54,747 pesos se ubican en el rubro de aportaciones a seguridad social y 17,665 de ahorro solidario.

En el apartado de “Gratificación de fin de año” están contemplados 140,504 pesos. A su vez, se contemplan 47,508 pesos para un seguro de vida institucional; 110,491 en seguro de gastos médicos mayores; 151,740 para seguro de separación individualizado y 130,930 en “otras prestaciones”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*