Patriotas apalea a los ‘Malosos’ en su debut en el Azteca

Juan Manuel Vázquez/La Jornada |  domingo, 19 nov 2017  18:37. Ciudad de México.  Tom Brady, mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra dio un concierto de de armonía y virtuosismo. No solo transformó el entusiasmo dominante de los Malosos de Oakland antes del partido en el estadio Azteca en un griterío para celebrar su popularidad, sino que a golpe de precisión condujo a su equipo a una demoledora victoria 8-33.

Las rivalidades deportivas generan tradiciones. Una vieja polémica entre Raiders y Patriotas gestó una enemistad, completamente simbólica, que no incendia gradas con odios verdaderos, pero atiza con emoción. Una jugada polémica en 2002, con un Tom Brady debutante, que le arrebató la victoria a los de Oakland, y que los adversarios señalan como el detonante de la dinastía triunfadora de los de Nueva Inglaterra.

NFL en el Azteca

Ciudad de México, 19 de noviembre de 2017. Miles de aficionados al futbol americano ya se encuentran en el Estadio Azteca para ver el partido entre los “Patriots” de Nueva Inglaterra y los “Raiders” de Oakland. El trofeo Vince Lombardi será exhibido durante el juego.

Los aficionados mexicanos estaban exultantes, demostraron que los 25 millones de seguidores en este país, según cálculo se la NFL, garantizan el éxito de estos juegos de temporada regular. Hoy, para confirmarlo, poco ante de que empezara el partido anunciaron no sólo que la liga seguirá presente, sino que estará al menos hasta 2021. A pesar de que en 2016 hubo una serie de comportamientos hostiles, el grito homfóbico en las gradas y un rayo láser para fastidiar a los jugadores, esta vez el público fue más razonable. Escuchó respetuoso ambos himnos y manto o la cordura y se dedicó a imprimir emoción en el Azteca, repleto con 77 mil asistentes en la semana 11 de la temporada.

El ambiente empezó notoriamente con Raiders, las tribunas vibraban con el coro a los malosos. Claro, abundaban los seguidores de Patriotas, al fin campeones, pero la afición mexicana mostraba una  gran empatía por los de Oakland.

Pero el juego es otro tema, y los Patriotas si no hicieron ruido antes del juego, se lo guardaron para la hora de la verdad y fueron implacables. Brady hizo gala de su precisión, con series exactas que sólo daban yardas y yardas a su equipo, hilvanó un rosario de pases completos. DerekCarr, el quarterback de los Raiders, en cambio padecía de un titubeante desempeño.

El primer cuarto los confrontó y Brady salió ganando, como casi todo el juego. Un pase impecable de 15 yardas a Dion Lewis, le permitió acarrear las diez restantes para entrar a la zona de anotación y adelantar en el primer cuarto a los Patriotas 7-0 por el punto extra del pateador Stephen Gostowski.

La lujosa exhibición de Brady cambió todo para el segundo cuarto. Ahora el abucheo sonoro se trastocó en un estridentecoro para el mariscal de los Pats. Y el mariscal estrella logró trabajar una serie larga que incluyó un pase completo de 52 yardas a Brandin Cooks, y el pase de anotación para Danny Amendola que puso a los Patriotas 0-14 con el punto de Gostkowski. El mariscal de Oakland no sólo se debatía con los errores en su equipo, entre ellos un balón suelto de Seth Roberts que recuperaron los Patriotas, sino también con un adversario que crecía ofensivamente. Con cinco segundos para terminar el segundo cuarto, Gostowski se atrevió a anotar un gol de campo de 62 yardas que dejó con ventaja 0-17 a Nueva Inglaterra hasta la mitad del juego.

El mediotiempo tuvo un homenaje llamado Héroes de México, a quienes se reconoció su apoyo durante los terremotos de septiembre, en el que desfilaron integrantes de la Marina, Policía Federal, Protección Civil, equipos de rescatistas, Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX y los deportistas Carlos Mercenario, Ana Guevara, Manuel Negrete, Gennady Golovkin y Ana María Torres. De todos, el personaje más celebrado fue la perrita rescataista, Frida, un símbolo ya memorable de aquellos días. La gran ausente, en el reconocimiento y mención a su vital apoyo durante la tragedia, fue la sociedad civil.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*