Pide municipio a Conagua frenar tala de 9 mil árboles en Tula

Desde la semana pasada los habitantes se han movilizado para frenar la tala; denuncian que no se ha presentado un estudio con los impactos ambientales ni un plan de reforestación

14/11/2017 14:32  EMMANUEL RINCÓN/ CORRESPONSAL/Excélsior/TULA. El gobierno municipal de Tula de Allende solicitó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la suspensión de los trabajos de tala de árboles en los márgenes del Río Tula hasta en tanto se socialice de manera puntual los alcances y beneficios del proyecto.

Lo anterior, luego de una serie de movilizaciones de vecinos de la localidad inconformes con la tala de alrededor de 9 mil árboles que se pretenden retirar de los márgenes del Río Tula, donde se llevan a cabo trabajos de revestimiento para el emisor oriente.

Los vecinos determinaron conformar un comité para definir un formato de la presentación del proyecto en una reunión que aún está por definirse el lugar y la hora, comentó el secretario municipal Octavio Magaña Soto.

{También te puede interesar: Censan árboles del Parque Líbano para evitar tala}

En tanto, en recorrido por la ribera del río, Juan Manuel Anguiano, residente de la obra de Conagua, fue enfático al asegurar que ha quedado suspendida la tala de árboles.

El secretario municipal indicó que la postura del municipio es que se implemente un proyecto de reforestación, generar espacios para plantar árboles y con ello, “un pulmón mucho más grande”.

Desde la semana pasada, vecinos del municipio de Tula se movilizaron para frenar la devastación de 9 mil árboles ubicados en los márgenes del Río Tula.

Las labores que contemplan 19.2 kilómetros, con una inversión de mil 400 millones de pesos, en obras de revestimiento y ampliación de un canal que recibirá aguas negras provenientes del emisor oriente.

De acuerdo con los opositores, se calcula que en los márgenes del Río Tula se tienen alrededor de 9 mil árboles de distintos periodos, algunos con décadas de antigüedad y los cuales comenzaron a ser derribados.

Los opositores reclaman que las empresas que llevan a cabo los trabajos no han presentado los impactos ambientales que debió emitir la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para llevar a cabo el retiro de los árboles, así como un plan de reforestación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*