Promesas incumplidas

En el 2017 el INE implementó una programa de austeridad para disminuir los elevados gastos de la institución, sin embargo, a pesar de que algunas medidas se han aplicado, el órgano electoral continúa dando a sus consejeros y funcionarios prestaciones como el de la gasolina que cuesta más de 100 mil pesos mensuales

Eduardo Buendia/Reporte Indigo/Mar 19, 2018. El mensaje de austeridad que ha enviado el Instituto Nacional Electoral (INE) desde el 2017, año en el que implementó medidas para regular su gasto, quedó como una promesa cumplida a medias.

Pese a que algunos de los consejeros renunciaron a una parte de su sueldo y a la prestación de telefonía celular para reforzar su plan de austeridad, algunos de éstos aún mantienen la prestación de combustible para sus automóviles, donde si se consideran a los 12 consejeros, el gasto mensual tomando en cuenta el precio especial de la gasolina para ellos ($13.98), es de aproximadamente 103 mil 172 pesos por mes, de acuerdo con una respuesta oficial del INE.

En febrero del 2017, el órgano electoral anunció una serie de ajustes en su cuenta pública con el propósito de hacer la utilización de sus recursos más austera.

178 mil 448Pesos es el sueldo promedio de un consejero del INE

Entre esos ajustes incluyeron la reducción al 10 por ciento de su salario, la cancelación de la prestación por concepto de teléfono celular y la suspensión de la construcción de dos nuevos edificios en su sede la cual iba a representar un costo de mil 70 millones de pesos.

Con relación a la disminución del salario de los 12 consejeros electorales, quienes reciben 178 mil 448 pesos mensuales, el INE informó en respuesta a una solicitud de información realizada vía portal de transparencia que no todos los consejeros respetaron el acuerdo.

En el documento de la contestación, la Dirección Ejecutiva de Administración del INE detalla que la consejera Pamela San Martín Ríos y Valles fue la única que mediante oficios “renunció al 10 por ciento de su percepción ordinaria mensual (salario) impactada en el concepto de deducción voluntaria para ser entregada a la Tesorería de la Federación por parte del Instituto” y también renunció a la prestación de alimentación a servidores públicos de mando.

En tanto, la consejera Dania Paola Ravel Cuevas renunció a un porcentaje de su sueldo el cual es considerado como una deducción personal.

Por su parte, el consejero electoral Benito Nacif impugnó la medida de reducir los salarios en una décima parte ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Dicho tribunal revocó el acuerdo por el que la Junta General Ejecutiva del INE determinó la modificación en la estructura ocupacional del Manual de Percepciones para los Servidores Públicos de mando y al tabulador de sueldos para el ejercicio 2017.

En la carta enviada con motivo de la impugnación, Benito Nacif expuso que la acción de reducir el salario era inconstitucional, por lo que pidió al TEPJF que valorara si los acuerdos tomados en el plan de austeridad estaban apegados a la legalidad.

Al realizar una consulta en el directorio del INE en línea, sitio web en el que se encuentran las percepciones del personal que labora en la institución, no se sabe si los consejeros renuncian mes con mes al 10 por ciento de su sueldo como lo dijeron en su plan de austeridad, pues aparece la aclaración de que “a elección del trabajador (consejero), se descuenta quincenalmente de la nómina el 2, 4, 5, 8, o 10 por ciento del sueldo base más la compensación garantizada”.

El mensaje que emitió el INE con respecto al plan de austeridad a principios del 2017 fue una reacción mediática ante las críticas por el dinero que se iba a invertir en la construcción de dos torres en la sede del INE, asegura Christian Salazar Montiel, académico en temas políticos de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM.

“Lo más trágico de esta situación es que los consejeros no lo hicieron como una política para reducir costos, más bien lo hicieron como una reacción a la presión mediática y de la sociedad. Como consecuencia de ello no es una estructuración de racionalización en el gasto”, agrega Salazar Montiel.

Existe un problema de racionalidad en el gasto del INE, señala Pedro Becerra Chávez, investigador en ciencia política de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

“Este modelo de prestaciones elevadas no es algo nuevo. Para nadie es un secreto que los sueldos de los consejeros son elevados, más o menos ganan al nivel del presidente de la República y sus prestaciones también lo son. Ahí hay una serie de problemas de racionalidad”, explica Becerra Chávez.

EXPENDIO DE GASOLINA
Además de su oneroso salario, comparable al de cualquier secretario de Estado, 9 consejeros electorales y el secretario ejecutivo del Instituto Nacional Electoral (INE), reciben como “dotación mensual” hasta 615 litros de gasolina.

La dotación mensual a la que tienen derecho estos consejeros electorales y el secretario ejecutivo es mayor que la de algunos vehículos catalogados por el INE como de “servicios generales”.

Mientras hay consejeros que pueden acceder a esta prestación mayor a los 600 litros, los vehículos para servicios generales reciben hasta tres veces menos.

Además de los consejeros, el contralor general, los directores ejecutivos y los titulares de unidades técnicas también reciben una prestación para adquirir gasolina por la cual pueden obtener hasta 270 litros mes con mes para realizar sus funciones

De acuerdo con la respuesta a la solicitud de información entregada por el INE los vehículos de uso general como camiones y minibuses pueden recibir hasta 205 litros de gasolina por mes; las camionestas 130; los automóviles 105; las motocicletas 80; las motocicletas de comunicación social 140 y los vehículos de seguridad 170 litros.

“La  dotación de gasolina de cada Consejero Electoral es de 615 litros mensuales. Es importante señalar que, de conformidad con el numeral 5 “Combustibles”, inciso b) de los Criterios específicos para la ejecución, control y seguimiento de las Políticas y Lineamientos de Racionalidad, Austeridad y Disciplina Presupuestaria del Instituto Nacional Electoral para el ejercicio fiscal 2017, el cálculo del monto mensual a dispersar en tarjetas de combustible o vales, se realizará al precio de los combustibles del cierre de diciembre de 2016, el cual corresponde a ($13.98)”, informó el INE.

Además de los consejeros, el contralor general, directores ejecutivos y titulares de unidades técnicas, también gozan de esta prestación, por la cual pueden obtener hasta 270 litros mes con mes para la realización de sus funciones.

Con respecto al uso de recursos públicos para dotar de gasolina a los vehículos de los funcionarios del INE, Christian Salazar refiere que son gastos excesivos en la percepción de la ciudadanía y que no son retroactivos de manera perceptible.

“Evidentemente es un dinero público que el ciudadano no ve reflejado en una contraprestación que le tiene que dar el Estado; y esa contraprestación yo considero que la mayoría de la gente piensa que debe de invertirse en otras prioridades, en vez de construir esquemas que generan burocracia”, agrega el académico.

Con relación a los integrantes del consejo, el INE también especificó que Dania Ravel y José Roberto Ruiz Saldaña, “desde su designación renunciaron a la prestación relativa a la asignación de vehículo y por consiguiente no se les proporciona dotación de combustible”.

Los consejeros Dania Ravel y José Roberto Ruiz Saldaña fueron los únicos que han renunciado a la prestación de combustible

En lo concerniente a los servicios de telefonía, los consejeros optaron en febrero de 2017 por absorber con sus salarios este pago, pero no fue así para más empleados del órgano. El INE agregó una lista de los pagos que realizó por el concepto de telefonía celular durante el 2017, en donde los montos van de los 400 a los 800 pesos.

Los funcionarios que tienen la prestación de telefonía se desempeñan como secretarios técnicos, secretarios privados, analistas de recursos, y choferes, entre otros cargos. analistas de recursos, y choferes, entre otros cargos.

OTRAS PRESTACIONES
Los consejeros electorales además de tener acceso a gasolina pagada por el Instituto Nacional Electoral cuentan con otrasprestaciones señaladas en el directorio del INE como son los gastos funerarios e indemnización por fallecimiento, 20 días hábiles de vacaciones, seguro de vida y colectivo de retiro.

Por concepto de gastos funerarios, estipula el directorio, el importe autorizado es de “hasta mil veces el salario mínimo general vigente en el Distrito Federal”, mientras que la indemnización por fallecimiento corresponde a cuatro meses de salario. Es decir, que por esta prestación el INE destinaría 88 mil 360 pesos y 713 mil 792 pesos por estas dos prestaciones, respectivamente.

Los consejeros pueden tomar sus vacaciones en dos periodos de diez días hábiles por año, siempre y cuando se ajusten a los calendarios establecidos y de acuerdo con las necesidades de servicio, detalla el Instituto.

Por seguro de vida, los consejeros cuentan con una “cobertura básica de 40 meses de percepción tabular bruta. Es decir, que al ser los ingresos brutos de los consejeros de 262 mil 634 pesos por mes, su seguro de vida es mayor a los 10.5 millones de pesos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*