Rechazan en Ecatepec los nuevos medidores de CFE

Usuarios se quejan de incrementos hasta de 400% en los recibos

Salinas Cesáreo/Javier Salinas Cesáreo/Corresponsal/Periódico La Jornada/Viernes 24 de noviembre de 2017, p. 37/Ecatepec, Méx.. Unos 500 vecinos de al menos 20 comunidades se manifestaron ayer frente a las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en este municipio, donde tiraron toneladas de cables, tubos e interruptores, entre otros materiales que la paraestatal instaló en sus calles para reemplazar los medidores de consumo, lo que rechazan. Asimismo, protestaron por los altos cobros que les aplican en sus recibos, hasta 400 por ciento mayores a su consumo normal.

Los manifestantes aseguraron que a los colonos que no han aceptado el remplazo del sistema de medición de la CFE, uniformados y particulares los han amenazado e incluso golpeado.

Temprano, vecinos de las colonias Luis Donaldo Colosio, Potrero del Rey, Del Carmen, San Francisco de Asís, Paseos de Ecatepec, Granjas, Guadalupe Victoria y Rancho 1 y 2, entre otras, afiliados a la Coordinadora de Comités de Usuarios en Defensa de la Enegía Eléctrica de la Zona Oriente Ecatepec (Cocudeezo), marcharon hasta las oficinas de la CFE y se apostaron en la entrada principal.

Hugo Esteban Ortega, dirigente de la Cocudeezo, aseguró que desde hace un año la CFE comenzó a instalar sistemas eléctricos tipo AMI (siglas en inglés de infraestructura avanzada de medición), que permiten lectura, corte y reconexión remotos, para remplazar los medidores digitales, lo que ha hecho sin consultar con los colonos, quienes están en desacuerdo porque aquellos que ya los tienen instalados pagan hasta 400 por ciento más.
Hay vecinos que pagaban 300 pesos cada dos meses y ahora sus recibos llegan de 2 mil, 3 mil y hasta 5 mil pesos. Cambiaron los medidores digitales y pusieron nuevos sistemas con medidores en los postes e interruptores. Estamos en contra de esta nueva red en unas 20 colonias de Coacalco, Jaltenco y Ecatepec, y a la fecha llevamos 11 mil quejas, dijo.

CFE ha estado reprimiendo el movimiento. Desde hace meses ha llegado con golpeadores y (efectivos) del Ejército a fin de intimidar a los vecinos para que acepten los nuevos medidores. No dudamos que sigan amenazándonos con la fuerza pública, agregó.

Los vecinos solicitaron a personal de la CFE recibir el material que quitaron y transportaron en seis camionetas, pero los empleados se negaron. Los colonos tiraron cables, tubos, interruptores y medidores a la puerta principal de la subestación, dentro de la cual se atrincheraron personal y elementos de seguridad de la CFE.

Tras varias horas de protesta, los inconformes se retiraron sin recibir respuesta favorable y advirtieron que continuarán con sus movilizaciones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*