Sindicato más grande de EU ‘tunde’ a propuesta de ley laboral priista

El AFL-CIO asegura que el proyecto de ley presentado por dos senadores del PRI sobre eliminar las restricciones a las empresas para contratar nuevos empleados vía outsourcing, disminuiría los salarios y provocaría una mayor migración de trabajadores a EU.

Nacha Cattan|Bloomberg/El Financiero/Última actualización19.01.2018. El sindicato más grande de Estados Unidos dijo que una nueva legislación en México haría que más empleos se vayan al sur de la frontera y podría obstaculizar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se celebrarán la próxima semana del 21 al 29 de enero en Montreal, Canadá.

La AFL-CIO explicó que la legislación debilitará la posición de negociación de los sindicatos, reduciendo los ya bajos salarios.

El proyecto de ley fue propuesto por Tereso Medina e Isaías González, senadores del PRI, y su debate está programado para después de que el Congreso vuelva a sesionar el 1 de febrero.

En la propuesta, que fue presentada ante el Senado el 7 de diciembre del año pasado, elimina las restricciones a la contratación de personal por outsourcing, lo cual implicaría que todos los empleados de una empresa podrán ser contratados bajo este esquema.

Las críticas pueden hacer eco en el presidente Donald Trump, quien ha dicho que uno de sus requisitos para revisar el TLCAN son las mejores condiciones para los trabajadores mexicanos conforme intenta evitar que empresas estadounidenses se trasladen a México. Mientras tanto, continúa con sus amenazas de salirse del pacto comercial.

El proyecto de ley “limitaría la libertad de asociación y promovería el trabajo precario, lo que probablemente reducirá aún más los salarios mexicanos y alentará una mayor externalización de empleos estadounidenses y canadienses”, escribió Richard Trumka, presidente de AFL-CIO, en la carta dirigida al Representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, y fechada el 12 de diciembre de 2017.

Salario digno

Entre otras modificaciones, el proyecto de ley elimina todas las restricciones a la subcontratación, incluidas aquellas que requieren el cumplimiento de “sentido común” de las leyes de salud y seguridad, según el texto de Trumka.

Su impacto general sería evitar que los sindicatos luchen por un salario digno, decía la carta.

“Esto surgirá de manera importante en Montreal”, mencionó en una entrevista Ben Davis, director de asuntos internacionales del sindicato de trabajadores siderúrgicos, miembro de la AFL-CIO. Si bien los sindicatos renegociarán directamente el TLCAN, su contribución al margen podría influir en las conversaciones.

Los operarios mexicanos que trabajan en cadenas de montaje ganan aproximadamente una décima parte de lo que ganan sus contrapartes enEstados Unidos.

Ajustados por la productividad, los salarios base para los trabajadores de plantas que fabrican equipos de transporte aumentaron un 20 por ciento en México entre 2006 y 2016, según cálculos de Boston Consulting Group. En China, los salarios subieron un 157 por ciento durante el mismo periodo.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social remitió las solicitudes de comentarios a los dos senadores que patrocinan el proyecto de ley, quienes no respondieron a las preguntas enviadas por teléfono y correo electrónico.

El proyecto de ley, que está sujeto a cambios durante los debates en el Congreso, establece que fomentaría la creación de empleos, protegería los derechos de los trabajadores y multaría a quienes engañen a los subcontratistas.

Sindicatos en ambos lados de la frontera dicen que la iniciativa afectaría los recientes avances para mejorar el poder de negociación de los trabajadores en México.

“No hay forma que se pueda lograr que aumenten los salarios en México mientras los trabajadores no tengan capacidad para organizarse”, precisó en una entrevista Brian Finnegan, coordinador mundial de derechos laborales de la AFL-CIO y aseguró que los sindicatos se han reunido con autoridades del gobierno de Estados unidos para tratar el asunto.

En Montreal, los sindicatos realizarán “firmes declaraciones en cuanto a que México no está avanzando en la dirección correcta”, dijo Finnegan.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*