Sólo cuatro de 29 en el PRD pagan sus deudas

Militantes incumplen con sus cuotas por ser servidores públicos; los 25 morosos aumentan su cuenta pendiente sin ser sancionados por evadir dicha obligación

Pese a que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) amenazó a 29 de sus diputados y senadores con no dejarlos contender por ningún cargo público en los próximos tres años si no pagaban sus cuotas extraordinarias, 25 legisladores, entre ellos quienes apoyan a Andrés Manuel López Obrador, ignoraron el aviso y hasta acrecentaron su deuda.

En febrero, La Razón publicó que en ese mes el CEN firmó un acuerdo para exigir a los perredistas pagar sus cuotas antes del 30 de marzo. Sin embargo, únicamente cuatro aportaron una proporción: Iris Vianey Mendoza dio 188 mil 205.60 pesos; Raúl Orozco, 330 mil 300.60; Óscar Ferrer, 55 mil 374.57, y Lucía Meza, 22 mil 145.14 pesos. Con lo que el sol azteca pudo recuperar 596 mil 25.91 pesos, pero 26 legisladores no dieron nada y hasta aumentaron, en total, su deuda a 523 mil 845.12 pesos.

Entre los perredistas morosos en la Cámara de Diputados que apoyan la candidatura presidencial de López Obrador o firmaron el Acuerdo Político de Unidad impulsado por Morena está Karina Barón, Ricardo Ángel Barrientos, y Carlos Hernández Mirón, cada uno aumentó su deuda al pasar de 188 mil 289.89 pesos a 210 mil 411.58 pesos; es decir 22 mil 121.69 pesos más por diputado.

En el Senado, se encuentra Luz María Beristain, quien pasó de adeudar 86 mil 367.60 pesos a 117 mil 735.20. Pese a que la quintanarroense sigue siendo parte del PRD, dejó la bancada y se fue a la fracción de Morena. Hasta ahora el CEN no ha sesionado, por lo que aún no discute retirar los derechos políticos de los perredistas.

Mientras las deudas en cuotas aumentan, el PRD ha declarado no tener dinero para las elección de su próximo dirigente nacional, ya que este cambio cuesta al menos 100 millones de pesos.

El pasado 7 de febrero La Razón publicó que Mario Delgado, Rabindranath Salazar Solorio y Zoé Robledo renunciaron a las filas del instituto político para irse a Morena, sin embargo, no pagaron más de un año de sus cuotas, por lo que deben, en total, un millón 756 mil 584.89 pesos.

Entre las instituciones con las que está endeudado el partido figuran el IMSS, Infonavit y el SAT.

Legisladores quebrantan disposiciones

El estatuto del PRD establece en los artículos 199 y 200 de su reglamento interno que los afiliados que reciban remuneración por ocupar algún cargo como servidores públicos deberán otorgar al partido sus cuotas extraordinarias, las cuales deben ser de 15 por ciento de su salario. En el caso de los senadores, la cuota es de 15 mil 683.80 pesos mensuales y 11 mil 72.57 pesos para los diputados.

“La cuota mensual de los afiliados del partido que ocupen un cargo de elección popular o altos funcionarios será en razón de 15 por ciento calculado sobre el total de sus percepciones en el mes por concepto del cargo público”, señala el estatuto.

La mayoría de los perredistas morosos deben, al menos, medio año de cuotas. Sin el PRD no los ha sancionado, pese a que en el artículo 201 establece que los afiliados obligados a pagar sus cuotas extraordinarias que se retrasen tres meses en su pago no podrán ser postulados a ningún cargo de elección popular y dirección del partido, durante al menos un año.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*