Tantos candidatos de derecha se canibalizarán el voto y dejarán solo a AMLO

Por Shaila Rosagel/SinEmbargo/diciembre 6, 2017 12:05 am. A unos días de que concluya el plazo para registrar ante el Instituto Nacional Electoral (INE) las fórmulas que competirán en la elección presidencial de 2018, dos de los partidos que integran el Frente Ciudadano por México (FCM), PAN y MC, apuestan por un candidato: Ricardo Anaya Cortés, dirigente del blanquiazul.
Sin embargo no todo está dicho y la negociación está atorada: a los perredistas no les gusta la idea de un abanderado por “dedazo” y de que su precandidato Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, se baje de la contienda sin la oportunidad de enfrentarse a un proceso interno con las otras apuestas de los partidos que integran el Frente.

Ciudad de México, 6 de diciembre (SinEmbargo).-El camino no está totalmente allanado para Ricardo Anaya Cortés, pero dos de los tres partidos que integran el Frente Ciudadano por México, el Partido Acción Nacional (PAN), que él dirige, y Movimiento Ciudadano (MC), que encabeza Dante Delgado Rannauro, están de acuerdo en que sea el candidato a la Presidencia de la República; mientras que a Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, le encuentran una salida hacia el Senado de la República.

A una semana de que se llegue la fecha límite para registrar las coaliciones ante el Instituto Nacional Electoral (INE), ayer Dante Delgado emplazó al PAN y al Partido de la Revolución Democrática (PRD) a llegar a un acuerdo en torno a la candidatura presidencial en 72 horas, de lo contrario, dijo, su partido tomará sus decisiones.

“Proponemos la construcción de candidaturas por consenso y en razón de los resultados en 2015 y el número de gubernaturas: la candidatura para Presidente debe ser para el PAN, mientras que la presidencia del Senado de la República debe ser para el doctor Miguel Ángel Mancera”, dijo durante una conferencia de prensa.

Al PRD debe dejársele la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, propuso.

De concretarse la candidatura de Ricardo Anaya Cortés el voto de la derecha se dividirá entre José Antonio Meade  Kuribreña por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Anaya por el Frente Ciudadano por México y Margarita Zavala Gómez del Campo, una mujer que recién dejó al PAN para lanzarse por la vía independiente.

En ese escenario, plantearon analistas políticos, Andrés Manuel López Obrador como abanderado de Morena concentrará al voto de la izquierda, pues Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, aunque aparezca en la boleta como independiente, no logrará restarle los votos suficientes del electorado que el tabasqueño tiene cautivo para debilitarlo.

Con el voto de la derecha dividido y como candidato único de la izquierda, el escenario que se vislumbra con Anaya como candidato por el Frente es el que más le conviene a López Obrador. Lo que no sucedería si Miguel Ángel Mancera llegara a la boleta con el Frente o sin él.

“Meade le disputará electores a Zavala y al candidato panista del Frente. Ese espacio electoral es difícil. Por el lado de la izquierda lo que podría ser una complicación para  López Obrador es que el Frente postulara a Mancera, o que el PRD postulara por su lado a Mancera. Anaya le va a competir a Margarita y a Meade, pero no a Obrador. Para Andrés Manuel el mejor escenario es un candidato del Frente como Anaya”, dijo Nicolás Loza Otero, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).
Roberto Duque Roquero, constitucionalista y experto en el sistema electoral mexicano de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que mientras más opciones aparezcan en la boleta electoral, es mejor para el PRI.

“Si van por separado en la boleta PAN y PRD, beneficia al PRI y parte dos a la izquierda si va Mancera. Si Margarita Zavala va en la boleta parte en dos al PAN. Con ese escenario el PRI estaría feliz. Al PRI le conviene que el Frente se reviente porque le interesa mucho que se fragmenten sus antagonistas en la boleta”, explicó.

Duque Roquero añadió que por eso el PRI se encargará de que al menos dos candidatos independientes logren el registro, pues si sólo aparecieran tres apuestas: Maede, Anaya y Obrador, sería “pernicioso” para el tricolor, y benéfico para Obrador.

Nicolás Loza agregó que, si bien Mancera le quitaría votos a Obrador, y un candidato como Anaya le beneficiaría, al final la contienda se cerrará entre Meade y Obrador si no aparece en la boleta un candidato realmente ciudadano.

“Si el Frente no logra concretar una candidatura verdaderamente novedosa o sorpresiva, la contienda va a terminar entre Meade y López Obrador. Creo que el Frente tiene en sus manos la capacidad de mover el tablero, pero sólo lo moverá si postula a la Presidencia de la República a alguien cívico. Ni Anaya ni Mancera creo que tengan ese perfil”, dijo.
Aunque Anaya Cortés y Margarita Zavala competirían con José Antonio Meade por el voto de la derecha, el espacio electoral de la derecha y centro derecha es más grande que el de la izquierda, explicó.

“López Obrador tiene la paradoja de que es el candidato que más gente quiere en este momento, pero es el candidato que también menos gente quiere en este momento. Si esa gente logra coordinar este voto en una sola figura como Meade, el PRI podría ganar. Pero si Margarita mantiene un 10 por ciento, el PAN un 15-20 por ciento, si se fragmenta el voto entre ellos, Meade no podría ganarle a Obrador”, argumentó.

PAN PONDRÁ SOBRE LA MESA SU INTENCIÓN DEL VOTO

Para los panistas la propuesta de Dante Delgado de apuntalar a Anaya en la carrera presidencial fue vista con buenos ojos, pues concuerda con el planteamiento que hizo el PAN desde un principio: que el candidato presidencial debería emanar de sus filas en razón a la intención del voto que tienen a nivel nacional, por encima del PRD y MC.

“Es una propuesta interesante la de Dante Delgado que habrá de tener un espacio a en la deliberación entre los distintos partidos políticos que integran el Frente. Lo que sigue es generar esos espacios para valorarlo”, consideró Jorge López Martín, Diputado federal y vocero de la bancada panista en la Cámara de Diputados.
López Martín coincidió en que luego de que el PRD cerrara filas en torno al Miguel Ángel Mancera, ahora le toca al PAN elegir a su propuesta  para la encabezar al Frente en la contienda electoral de 2018.

“El Frente va firme, va en ruta. Cada una de las fuerzas políticas que conforman el Frente Ciudadano por México está llevando sus procesos internos […]. Yo sostengo que la consideración que tiene Acción Nacional, a efecto de que el candidato sea emanado de nuestras filas, es que tengamos mayor presencia a lo largo y ancho del país. Eso lo vamos a presentar dentro del espíritu mismo de un Frente que busca definir un nuevo régimen”, explicó.

La Diputada panista Margarita Alemán Olvera dijo que en definitiva Ricardo Anaya debe ser el candidato natural del Frente Ciudadano por México, debido a que el voto duro del PAN supera al de los otros dos partidos.

“Para mí Ricardo Anaya debe ser el candidato […], se va a definir el método para elegir al candidato. El PAN debe trabajar en el Frente y yo creo que tiene el voto duro y la fuerza suficiente para que el PAN vaya por la candidatura”, dijo.

MANCERA NO ESTÁ MUERTO

Sin embargo, contrario a lo que Dante Delgado propuso, los perredistas no quieren dedazo y apuestan por llevar a su precandidato Miguel Ángel Mancera a una contienda interna, luego de que este lunes cerraran filas en torno a él.

“Tenemos hasta el 14 [de diciembre] para cerrar el convenio de coalición, estamos trabajando en eso, en los lineamientos de un Gobierno de coalición. A partir de ahí se tienen que establecer los mecanismos para elegir al candidato”, dijo Beatriz Mojica Morga, secretaria general del PRD en entrevista.
Para la perredista no hay un ruptura por el tema del candidato presidencial y para el Sol Azteca no hay otro escenario posible a ir en una coalición.

“En lo que cerramos filas es que vamos en el Frente y que de nuestros posibles precandidatos pusimos en la mesa a uno solamente. El PAN tendrá que hacer lo propio, lo que resulte de los acuerdos lo vamos a respetar. Lo importante es que sigamos trabajando para que se configure el Frente […]. Todavía no hay otro escenario que estemos contemplando: nos interesa concretar el Frente Ciudadano en una coalición electoral”, explicó.

Los líderes de corrientes o “tribus” perredistas que apoyan al Frente Ciudadano opinaron que la elección del candidato no debe ser por “dedazo”.

“La consulta sí, el dedazo no. Esperamos que se pueda abrir el proceso para que varios participen. El PRD privilegió la unidad e hizo una propuesta, pero pueden participar incluso ciudadanos. Bajo cualquier escenario que haya una precampaña del Frente. El PRD ya está listo”, dijo Vladimir Aguilar García, coordinador nacional de la corriente Foro Nuevo Sol.

Alejandro Sánchez Camacho, secretario de Acción Política Estratégica del PRD y miembro de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), planteó que el Frente “está en el filo de la navaja”.

“La primer razón es  el método para elegir la candidatura presidencial. El PRD ya cerró filas en torno a Mancera, pero eso contrasta con las declaraciones que ha hecho Acción Nacional de que ellos deducen que les toca la candidatura presidencial”, dijo.

El segundo motivo que obstaculiza al Frente Ciudadano por México, planteó, es la negociación de las candidaturas al Congreso de la Unión y a las gubernaturas en juego.

“Hay una avasallamiento del PAN que dice que 50 por ciento de las candidaturas al Congreso de la Unión sea para él y 25 y 25 por ciento para el PRD y MC. Nosotros sostenemos que una distribución correcta sería: 48 por ciento para el PAN, 36 para el PRD y 16 por ciento para MC”, explicó.
El cuanto a las candidaturas para competir por los gobiernos estatales tampoco hay un acuerdo, dijo.

“En Jalisco MC dice: ‘vamos solos’, en Querétaro el PAN dice ‘vamos solos’, en Tamaulipas no quieren alianzas dice el PAN y en Morelos el PAN dice: ‘no vamos con el PRD’. A nivel nacional es muy complicado que el PAN acepte una candidatura del PRD y que el PRD acepte una del PAN”, explicó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*