TLCAN y elecciones, riesgos para el crecimiento, advierte el BdeM

-Devaluará al peso una desfavorable negociación del acuerdo, considera la junta de gobierno. -La economía está en fase de desaceleración, alerta la mayoría de integrantes del organismo

Roberto González Amador/Periódico La Jornada/Viernes 24 de noviembre de 2017, p. 30. Una renegociación desfavorable del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podría representar un fuerte choque sobre el crecimiento de la economía mexicana y se traduciría en una importante depreciación del peso, advirtió el Banco de México (BdeM).

El banco central aseguró que el proceso mismo de renegociación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá y la renovación de la Presidencia de la República en 2018 son dos de los factores que inciden sobre el crecimiento de la economía, la cual está en una fase de desaceleración.

Para este año y el siguiente, se espera que la economía mexicana continúe registrando un crecimiento moderado, establece la minuta de la más reciente reunión de política monetaria del banco central, realizada hace dos semanas, y que fue publicada este jueves.

La mayoría (de los miembros de la junta de gobierno) advirtió que el balance de riesgos para el crecimiento se encuentra sesgado a la baja, principalmente debido a que la incertidumbre asociada a la renegociación del TLCAN ha mantenido en niveles deprimidos la inversión y posiblemente es una de las causas de la desaceleración del consumo, estableció la minuta.

Al respecto, uno de los miembros mencionó que una renegociación desfavorable del TLCAN podría representar un fuerte choque sobre el crecimiento potencial de la economía, lo que se traduciría en una importante depreciación del tipo de cambio real. Otro agregó como factor de preocupación la incertidumbre derivada del proceso electoral que tendrá lugar en México en 2018 e indicó que, además, sigue latente la posibilidad de nuevos episodios de turbulencia en los mercados financieros internacionales, indicó.
En la reunión de política monetaria de hace dos semanas, de la que da cuenta la minuta publicada ayer, la junta de gobierno votó por unanimidad mantener la tasa de referencia –que determina el costo del financiamiento bancario– en 7 por ciento.

Prevén alza en tasas

El documento publicado ayer da cuenta que un miembro de la junta de gobierno consideró que existe un riesgo elevado de que el nivel actual de la tasa de interés de política monetaria no permita lograr la convergencia de la inflación a la meta de 3 por ciento a finales de 2018. Apuntó que a su parecer, el reto más importante es cómo lograr la meta inflacionaria al menor costo posible para la actividad económica, pero preservando al mismo tiempo la credibilidad del Banco de México. Indicó que es importante tomar en cuenta que aumentar la tasa de referencia en este momento puede incidir sobre la actividad en un entorno de desaceleración y de riesgos a la baja para el crecimiento, pero al mismo tiempo, mantener la tasa en su nivel actual puede implicar posponer el logro de la meta inflacionaria.

Es indispensable reconocer que los márgenes de acción de la política monetaria se han estrechado, por lo que será necesario responder de manera oportuna ante choques que pudieran acrecentar aún más los riesgos para la inflación. Hacia adelante podrían requerirse nuevos aumentos en la tasa de interés de referencia dependiendo de las implicaciones que tengan para la inflación diversos eventos, tales como las negociaciones del TLCAN, la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y las elecciones de 2018, de acuerdo con la minuta.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*