“Una novela criminal”, el retrato de un país

Fabiola Méndez/edición: Damián Mendoza/UNAM global. El escritor Jorge Volpi destacó que su último libro es “una novela sin ficción, un género ambiguo, entre la literatura y el periodismo”
Es válido que algunos escritores piensen que su único compromiso social es con su literatura, hacen lo que tienen que hacer lo mejor posible independientemente de su contacto con la realidad. Otros escriben de los temas centrales de nuestro tiempo a través de la ficción y la no ficción, “esa es la línea en la que yo me he ubicado”, afirmó Jorge Volpi Escalante.

Volpi Escalante expresó que su último libro Una Novela Criminal, es “una novela sin ficción, un género ambiguo, entre la literatura y el periodismo, entre la realidad con los testimonios de los protagonistas y los recursos de la literatura”.

El texto —ganador del Premio Alfaguara de Novela  2018— está basado en el caso de la francesa Florence Cassez y su expareja Israel Vallarta ocurrido en 2005, acusados de pertenecer a una banda de secuestradores.

“El caso fue real pero propio de una novela, de ahí el nombre, es un cúmulo de historias y de irregularidades que me parecía prudente contarlo completo a través de la novela pero con el rigor de los hechos y las declaraciones”.

Para el autor de En busca de Klingsor es emocionante recibir un premio literario de esta naturaleza, con este libro en particular va a ser muy positivo que se reflexione el tema de la justicia en México y en América Latina.

El narrador, quien formó parte del movimiento literario denominado Generación del crack, apuntó que la novela es el centro de su vida, siempre estuvo  convencido que lo que quería era escribir. Para ganarse un sitio en el ámbito de la literatura hay que ser tenaz y necio, “al inicio siempre hay negativas, es difícil, hay obstáculos para publicar y para saber lo que uno quiere contar y cómo quiere contarlo, hay que escuchar a grandes maestros y leer mucho antes de escribir”.

Volpi Escalante mencionó que si eligiera algún personaje de ficción para conversar sería Natasha Rostova, una de las protagonistas de Guerra y Paz de León Tolstói. “Me encantaría platicar con ella o verla bailar y preguntarle cómo un acontecimiento histórico tan importante como las guerras napoleónicas afectó las vidas de las personas en lo individual”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*