Utilizar cenizas de Barragán es una profanación: Toledo

Error de autoridades de Guadalajara, permitir convertirlas en un diamante, opina; -Atribuye falta de imaginación a la autora del anillo que se mostrará en el Muac, al intentar un intercambio, explica el pintor en entrevista con La Jornada; -Es posible que Jill Magid haya buscado obtener fama en un pueblo que es altamente religioso y que rechaza acciones como la que ella hizo

Jorge A. Pérez Alfonso/Corresponsal/Periódico La Jornada/artes 25 de abril de 2017, p. 4/Oaxaca, Oax.El pintor Francisco Toledo considera una profanación la acción de la artista conceptual estadunidense Jill Magid, quien utilizó los restos del Luis Barragán para fabricar un diamante y usarlo como moneda de cambio con Federica Zanco, dueña de los archivos del arquitecto jalisciense.

En entrevista con La Jornada, el artista lamenta la decisión de las autoridades de Guadalajara al autorizar a Magid tomar una porción de las cenizas de Barragán. Dice que cometieron un error al haber dado el permiso para esta profanación, a la cual, además, no le encuentra sentido, principalmente porque nunca existió un acuerdo entre la artista y Zanco –también directora de la Fundación Barragán en Basilea, Suiza–, para intercambiar los documentos del arquitecto por el diamante que ahora está engarzado en un anillo.

La pieza forma parte de la exposición Una carta siempre llega a su destino. Los archivos Barragán, que este jueves se inaugura en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (Muac) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La muestra, según el recinto, es un proyecto a largo plazo y con varias etapas y entregas en que Magid examina el legado del arquitecto mexicano Luis Barragán (1902-1988) y plantea preguntas incisivas, radicales y pragmáticas, acerca de las formas de poder, el acceso del público y los derechos de autor que construyen un legado artístico.

Falta de respeto al arquitecto

En Oaxaca, Toledo explica que aun cuando no es religioso, haber extraído cenizas de Barragán de la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres es una falta de respeto para el arquitecto, pero también falta de imaginación de la artista conceptual al intentar un intercambio.

El pintor expresa que es posible que Jill Magid haya tenido como intención generar polémica para obtener fama, principalmente con este acto en un pueblo como el mexicano, que es altamente religioso y, por tanto, rechaza acciones como la que ella hizo.

Al preguntarle si él estaría de acuerdo con que se hiciera un diamante y posteriormente un anillo con sus cenizas, con una sonrisa, bromeó: Tal vez sí, pero con una condición: que alguien se lo pusiera y fuera por las calles pidiendo que besaran mi anillo.

El Muac informó que el miércoles por la mañana, un día antes de la inauguración de la polémica muestra, Jill Magid tendrá un encuentro con la prensa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*